Helicobacter pylori: la bacteria de la úlcera.

La enfermedad ulcerosa gastroduodenal es una patología muy frecuente. Más ahora que el estrés se ha apoderado de nuestra vida cotidiana. Las estadísticas epidemiológicas revelan que uno de cada cinco individuos (20 %) padecerá de úlcera gastroduodenal a lo largo de su vida. Tabaquismo (nicotina), café, té negro, mate, Coca Cola (cafeína) y ácido acetil-salicílico (Aspirina), junto a los corticoides y otros anti-inflamatorios no esteroidales (AINE), son los principales agresores sobre la mucosa gástrica y duodenal que llevan a la formación de una úlcera. El estrés, la angustia y la ansiedad, a través de la acción del nervio vago, contribuye a elevar el nivel de ácido en el estómago y favorecer la aparición de lesiones. Pero hay otro enemigo ya identificado: la bacteria Helicobacter pylori.

warren.gifFue en 1982 que Robin Warren y Barry Marshall en Australia descubrieron una bacteria que se alojaba en el estómago y que plantearon por primera vez una hipótesis que revolucionaría los conceptos sobre la patogenia de la enfermedad ulcerosa. Estos investigadores relacionaron la presencia de la bacteria con la úlcera péptica y la gastritis, concluyendo que un tratamiento antibiótico que erradicara la bacteria curaría la úlcera definitivamente. Esta enfermedad pasaba a integrar el grupo de las enfermedades infecciosas, sorprendente hipótesis que poco a poco se fue confirmando a través de la experiencia acumulada de muchos otros investigadores.

Más trascendente aparece su relación con el cáncer gástrico. Una infección crónica con H. pylori puede llevar hacia la gastritis crónica atrófica, considerada una afección con potencialidades pre-cancerosas. Lo mismo se piensa del linfoma gástrico, un tumor de origen linfático que puede partir de la reacción inflamatoria crónica que la presencia de la bacteria despierta en la mucosa gástrica. Ahí radica la importancia de tratar de eliminar esta infección aunque no haya provocado síntomas, lo que ocurre las más de las veces. Probablemente el 50 % de nuestra población, en este país en vías de desarrollo, alberga la bacteria en su estómago. No más del 15 % tendrá síntomas. En el cien por ciento de las úlceras duodenales está presente y en casi el 75 % de las gástricas. Es imprescindible eradicar el germen con antibióticos adecuados para evitar la recurrencia de la úlcera y el desarrollo de la gastritis crónica atrófica.

Warren y Marshall recibieron el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 2005 por sus descubrimientos y por el avance que significó para la humanidad los nuevos conocimientos desarrollados a partir de sus investigaciones, rompiendo antiguos paradigmas que relacionaban a la enfermedad ulcerosa principalmente con el ácido gástrico (“no acid, no ulcer”). Ahora se abre la posibilidad de investigar la fabricación de vacunas para el H. pylori que pudieran proteger de la adquisición de esta infección. Probablemente el mejor saneamiento ambiental ha contribuido también a evitar la difusión de la infección, que es principalmente por ingestión de alimentos contaminados con fecas humanas (aguas de riego, verduras, manipulación no higiénica de alimentos, vectores), como lo es en otras infecciones contraidas por esta vía, mencionando aquí algunos ejemplos: hepatitis A, tifoidea, gastroenteritis infecciosa, parásitos intestinales.

Se estima que el descubrimiento del H. pylori constituye uno de las más importantes en medicina en los últimos 25 años. Es posible que el avance que se logre a partir de éste lleve a prevenir la enfermedad ulcerosa gastroduodenal y el cáncer gástrico en un futuro no lejano. Hay esperanzas en este sentido.

Anuncios

2 Respuestas a “Helicobacter pylori: la bacteria de la úlcera.

  1. sonia esmeralda sanchez rodriguez

    Tengo un sobrino de 13 años y tiene la bacteria La buena noticia es : Helicobacter pylori. y quiero saber con mayor presicion que recomendaciones de alimentacion debe tener y una dieta wue le ayude a mitigar el dolor y a mejorar. Gracias

  2. soy juan jose guerrero tengo elicobatery y eso es bueno tratarlo con medicamento caseros como la tripa de auyama con todo y semilla y el apio y el ajo en un te se ase y ahi uno se mejora aparte de las indicaciones que le da su medico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s