Archivo de la categoría: Personales

Un viaje a la Isla de la Fantasía.

Acabamos de regresar de un viaje al Reino Unido. Hacía casi 20 años que no estábamos en la rubia Albión. y, en esta ocasión, también hicimos un recorrido por Gales, por una de sus áreas rurales, auténtica y novedosa, con sorpresas insospechadas que ya comentaré. Y voy a explicar claramente el nombre de este artículo.  Sigue leyendo

Anuncios

Los pilotos de Villa O´Higgins.

Aquí termina la Carretera Austral del General Augusto Pinochet Ugarte. Y se podría decir que en este punto termina la conexión por tierra de norte a sur. Fue una gran contribución la de nuestro Ejército abrir la ruta por la Patagonia chilena, incorporando a lejanas y aisladas comunidades de la XI Región con el resto del país, permitiendo, además, ejercer mejor soberanía sobre estos vastos territorios. En 1976 tuve la ocasión de trabajar en Cochrane  durante una campaña de diagnóstico de la Hidatidosis que organizáramos en Aysén en ese verano, mientras me desempeñaba como docente en la Cátedra de Parasitología de la Facultad de Medicina de la Sede Oriente de Santiago de la Universidad de Chile. Fue el punto más austral desde donde recogimos muestras de sangre, con la colaboración destacada de la autoridad local y de la Fuerza Aérea de Chile que nos trasladó allí desde Chile Chico, anterior punto de encuesta, en un Twin Otter, avión magnífico para estas latitudes ya que puede despegar y aterrizar en pistas cortas. Con Víctor Muñoz disfrutamos de la tradicional acogida patagónica y de las grandiosas vistas  del imponente río Baker, cuyas verdes aguas discurren en las cercanías de aquel poblado. 

Sigue leyendo

Violencia en La Araucanía: ahora me tocó a mí.

La Araucanía ha estado en el primer plano de la noticia desde hace bastante tiempo. Lamentablemente, por actos de violencia, incendios y atentados a la propiedad privada reivindicados por grupos activistas de la etnia mapuche. Y que han ido creciendo en los últimos años, llegando hasta el extremo de atrocidades nunca vistas en Chile democrático, como el crimen por incendio de la casa del matrimonio Luschinger MacKay con ambos ancianos adentro, cerca de Vilcún. Horroroso. Y lo más increíble es que la justicia y las policías nunca logran detenidos y culpables de cometer estos delitos. Hay una suerte de impunidad inaceptable con grave deterioro de la calidad de vida en la Región, temor creciente de la población y empobrecimiento general por emigración de capitales y falta de inversión.

La Araucanía es la Región con el más bajo PIB per cápita de la nación, unos 8.438 dólares, ubicándose internacionalmente entre Paraguay abajo y Ukrania arriba. Es solamente un tercio del PIB bruto de Chile que es de 23.950 dólares y ocho veces menos que el de la región de Antofagasta que tiene más de 64.000. Triste mérito.

Esta realidad no es más que una muestra del atraso en que se encuentra la Novena Región. Parece ser el hermano pobre de Chile. Según el IDERE 2016 (Indice de Desarrollo Regional de la Universidad  Autónoma),  La Araucanía fue la peor ranqueada en general, con penúltimo lugar en Bienestar Socioeconómico apenas sobre Arica-Parinacota, lo mismo en Actividad Económica, apenas por sobre Coquimbo. Es la peor de todas en Conectividad. En resumen, obtuvo nivel bajo de desarrollo en 5 de los 7 aspectos considerados en este informe (http://www.uautonoma.cl/wp-content/uploads/2016/03/IDERE-2016-INFORME-FINAL-ICHEM.pdf). No se comenta allí las causas de estas paupérrimas cifras, pero hay hechos concretos objetivos implicados en el análisis que pueden significar algo o no, pero están allí.

Uno: la Araucanía fue la única región donde ganó Pinochet en la elección del NO ¿hay una reacción política negativa a causa de  esto desde los gobiernos de izquierda? Quién sabe. Dos: según el Censo de 2012 en la IX Región hay 913.000 habitantes. De éstos, 285.000 reconocieron etnia mapuche  (31.2 %). Es decir, casi uno de cada tres habitantes es de etnia mapuche. No es un misterio la baja productividad de las tierras mapuche y la muy baja incidencia positiva que sus actividades generan el el PIB regional. Es un hecho, podrá haber muchas justificaciones y explicaciones, pero ahí está el dato duro. Los Gobiernos habían entregado a mapuches 465.000 hectáreas hasta el año 2013, significando una inversión pública de 275.000 millones de pesos ¿Qué pasó con estas tierras? Muchas de ellas correspondían a predios productivos agrícolas, ganaderos y forestales en plena producción, que luego de la compra y cesión por la CONADI se han transformado en tierra estéril, expoliadas completamente de cuanto pudieran haber tenido de algún valor de explotación y abandonadas una vez que los productos se terminaban, para seguir demandando expropiaciones de predios vecinos con riquezas visibles. Esto no es chiste, lo he visto con mis propios ojos y es cuestión de salir de paseo hacia la costa por Pitrufquén para darse cuenta. En una ocasión en Rotary estuvimos con el SEREMI de Bienes Nacionales para debatir este tema y él nos confidenció que “los mapuche no quieren la tierra para trabajarla, solo la desean para recorrerla y observar las estrellas”. Curioso, ¿y cómo se supone que se mantendrán vivos? ¿Habría que alimentarlos a cuenta del Estado con los impuestos que pagamos todos para que ellos sigan observando las estrellas? No parece muy lógico.   Tres: la Ley Indígena N° 19.253 de 1993, define y regulariza las relaciones del Estado con las etnias, pero al mismo tiempo limita su participación en emprendimientos asociativos con otros capitalistas no mapuche, es decir, acrecentando su pobreza en un afán proteccionista anticuado y paternalista ¿es este el camino? Los más ricos de Chile, porque son dueños de la mejor tierra del sur de nuestro país, que gozan del privilegio de no pagar impuestos, con gratuidad educativa universitaria, con asistencia oficial permanente de insumos y tecnología agrícola,  viven de la forma más pobre. Paradojal. por decir lo menos.

Y los grupos violentistas que promueven la creación de un Territorio Mapuche Autónomo y la restitución de las tierras originarias (como desde el Bío Bío hasta el canal de Chacao, más o menos), han ido ahuyentando a los inversionistas y a las grandes empresas con todos los actos de sabotaje que realizan desde hace años, retrasando aún más las posibilidades de desarrollo económico y aumentando las cesantía y pobreza. Las últimas estadísticas nos dicen que son 298 en el año 2015 y van aumentando en agresividad y violencia (http://www.multigremialaraucania.cl/wp-content/uploads/2016/05/Barometro_2015.pdf)

Por eso uno anda espirituado cuando transita por caminos secundarios de esta Región. Y anda viendo atentados por todos lados. El miércoles 7 de Junio me dirigía a Temuco por la Sexta Faja, camino nuevo asfaltado que va desde Ñancul hasta Quitratúe, alternativa más tranquila para ir de Villarrica a Freire, como a las 5 de la tarde en día lluvioso y oscuro, con baja visibilidad. Es camino más bien recto, pero con bastantes badenes, pero igual se puede transitar a unos 90 km/h sin gran peligro. Como a 10 km del cruce desde Ñancul, al salir de un badén, me encuentro con un gran árbol tendido de lado a lado en la carretera. Era un pino maduro de unos 30 años, grueso y sano. Se hallaba perfectamente perpendicular al camino y todo indicaba una acción intencional. Yo iba de este a oeste y los árboles estaban a mi izquierda. Los vientos llegan desde la derecha, noroeste, por lo que si el árbol cayó con la fuerza del temporal, debería haberlo hecho hacia el potrero y no hacia el camino, ni menos en forma estrictamente perpendicular. Temiendo un intento de asalto, porque así suelen operar estos delincuentes, frené lo que más pude, pero no me atreví a detener el vehículo y pasé sobre el árbol por el extremo más delgado, pero no lo suficiente como para salir indemne. Se dañó el parachoques de poliuretano y su reparación me costará unos 300.000 pesos. Se podrá criticar mi actitud como una exageración paranoidea, pero conozco muchos casos de este tipo con robo de los vehículos y asalto a las personas. Suelen adoptar muchas formas, algunas las he podido comprobar personalmente: a) vehículo en panne, uno se detiene para ayudar y lo asaltan. b) ciclista “atropellado” en el suelo al lado de bicicleta, un amigo hace señas para detenerse. No hay tal. c) animales en la vía, cuidado, pueden estar al acecho en las proximidades. Hay que tratar de pasar como sea.

Por eso digo que los caminos de la Araucanía son peligrosos, especialmente en rutas poco transitadas y más solitarias. Nunca más tomaré este atajo en invierno, hay muy poco tráfico (una vez me crucé con apenas tres vehículos en 40 km).

Espero que estas advertencias puedan ayudar a prevenir malos ratos.

 

 

muestra que

 

 

 

Tarot: una ayuda para el crecimiento interior.

La incógnita del futuro siempre ha significado un gran desafío para la humanidad. Desde los tiempos más remotos se ha intentado escudriñar en los misterios del porvenir a través de los más diversos métodos. Chamanes, druidas, oráculos, sumos sacerdotes, profetas, magos y visionarios se han atrevido a creer que son capaces de poder descorrer el velo del futuro. En todas la épocas, en todos los lugares habitados, en todas las culturas. Sigue leyendo

Cuando me encontré con la realeza británica…

Cuando era escolar ya consideraba que el inglés era importante para el desarrollo futuro de un médico, pues a temprana edad había perfectamente definido mi interés por abrazar esta profesión. Y solicité a mis padres que me matricularan en el Instituto Chileno Británico de Cultura en Santiago. Prefería ese inglés bien hablado, correctamente pronunciado, con giros idiomáticos elegantes y poéticos…claro que hasta ese momento no conocía tales detalles, pero después los confirmé satisfactoriamente y con mucho agrado. Y siempre fui más britanófilo que pro-yankee, tal vez por la admiración declarada por la cultura europea. Sigue leyendo

Médicos extranjeros en Chile: lo que es justo, es justo.

caduceo

Chile se ha transformado en un mercado atractivo para médicos extranjeros, especialmente provenientes de países latinoamericanos con los cuales Chile mantiene ciertos convenios internacionales de educación, como es el caso de Ecuador, Colombia y Uruguay. Hasta ahí, todo bien. Y, de hecho, han llegado al país varios miles de ellos, por ejemplo de Ecuador que se estima un número de 3.500.

Sigue leyendo

Comelibros 2016.

comelibros-2016

 

Como todos los años, corresponde dar cuenta de las lecturas efectuadas en el periodo. Me gusta, porque mantiene al día la memoria de los libros que llenaron mis horas de esparcimiento y refresca los recuerdos de los que me parecieron los mejores.

Comenzó el año con La Cena Secreta, de Javier Serra, interesante análisis del cenáculo de Milán, no exento de intriga y misterio. Me gustó. Vino después el interés de develar personalmente un mito y ataqué las famosas Cincuenta Sombras de Gray, de E. L. James, deseoso de conocer las razones de tanto revuelo. Me desilusionó. Demasiado sexo, el marqués de Sade aparece como un aprendiz balbuceante al lado de este autor. Y un final previsible, otro habría sido absurdo. Me sumergí en Las Cuevas de Perigord de Marten Walker, para apaciguar la líbido, disfrutando este entretenido relato que explica, noveladamente, el origen de las cavernas paleolíticas del sur de Francia y sus pinturas rupestres. En marzo fue El Verbo Kaifman, de Francisco Ortega, en el cual un buen tema es capaz de terminar en lo fantástico más allá de lo creíble. La Verdad de las Mentiras, de Mario Vargas Llosa me reconfortó con el placer de leer a este Premio Nóbel una vez más. Demoré un poco en digerir El Origen de las Especies y la Selección Natural de Charles Darwin, en versión de e-book, pero fue una deuda que tenía con él que dejé saldada. Un librito que compré en Granada en el 2002 y que tenía pendiente, fue la siguiente elección, obviamente Cuentos de la Alhambra de Washington Irving. Seguí con Fin de Fiesta de Beatriz Guido y a mediados de agosto leí, al fin, a Nicolás Machiavello y su genial El Príncipe, que resultó menos truculento que lo esperado, dada la mala fama de este autor renacentista. Los consejos que da al gobernante, supuestamente a César Borgia, son lógicos bajo el contexto medieval de esos años.  Interesantes aventuras en oriente, con reminiscencias de Sandokán, en El Halcón de Siam de Axel Aylwen, seguido de El Turista Accidental de Anne Tyler. Estuve de viaje por Italia y un crucero por islas griegas, con Efeso en Turquía y volví con ganas de leer algo liviano, encontrando en la relectura de El Conde de Montecristo de A. Dumas, una vuelta a los años juveniles. Para mi cumpleaños me regalaron Sonata del Olvido, el último de Roberto Ampuero, que quise despachar de inmediato. Me entretienen mucho los libros de Roberto. Y para terminar, con una colita para enero, Educación Sentimental de Gustave Flaubert, un poco pesado, muy de época y muy parisiense de mediados del siglo XIX. Pero, en fin, también es necesario leer a los clásicos de vez en cuando.

Eso es todo a-a-a-amigos. Hasta fin de año