Toscana medieval.

puerta

Después de un periodo de 33 años hemos vuelto a Italia. Han cambiado mucho las cosas, para mejor, sin duda alguna. Hay más facilidades para el turista, pero también mucha mayor cantidad de turistas, lo cual hace algo más pesada la tarea de visitar lugares de gran interés general. Como Florencia. Cuna del Renacimiento, grandeza arquitectónica, obras de arte por doquier…llena de historia y grandes pasiones. 

valle-toscana2En este viaje tuvimos oportunidad de hacer un hermoso paseo a la región vitivinícola por excelencia de Chianti, Dicen que aquí nacen los mejores vinos de Italia. Fuimos a una viña tradicional, muy antigua, almorzamos allí y nos dieron a degustar tres variedades de tintos. uno joven, varietal, clásico, otro con algo de barrica y al final, uno emblemático de la viña, podríamos considerar que dentro de las categorías perfil“premium”. Mi opinión puede ser algo diversa, acostumbrado mi paladar a disfrutar de los vinos chilenos de reconocida fados-torresctura en el concierto mundial. Por eso aquéllos italianos me parecieron débiles, el clásico muy liviano, poco cuerpo y textura, el mediano, algo más parecido a los vinos varietales chilenos, y el más afamado, si bien es cierto tenía bastante cuerpo y textura, poseía unos taninos tan fuertes que lo hacían un vino muy áspero en boca, algo pesado. Conversamos un par de cosas con el enólogo respecto a esto y él nos dijo que, a su parecer, no habían vinosp1000383 malos ni buenos, sólo vinos que nos gustan o no. Esta obviedad evitaba cualquier otro análisis respecto a la calidad de la viña. Después tuve ocasión de comprcomercioar vinos de moderado precio o tomar los “vinos de la casa” en los restaurantes, encontrando mejores caldos. Pero, finalmente, por calidad y precio, termino quedándome con los chilenos. Cualquiera que cueste 10 euros, un precio bajo en Italia con acceso a un vino común, en Chile permite adquirir plaza-del-pozo1un reserva de categoría con el cual se va a la segura de degustar algo que vale la pena el tiendagasto.

puerta-posteriorLlegar a San Gimignano es toda una experiencia medieval. La ciudad de las torres o “el Manhattan de la Edad Media”, como suele llamársela, es un resabio de lo que fue esta comarca con las luchas entre güelfos y gibelinos, cuyas familias nobles construían torres para defenderse y opacar a sus familias rivales. Hasta 72 de éstas hubo en la localidad porpozo allá por el siglo XIV. Las actuales 14 que perduran  hoy son monumentos protegidos. Logró importancia hacia fines del siglo XII cuando se liberó de sus señores feucalle-centraldales y pudo elegir
cónsules propios. Su prosperidad fue debida al cultivo del azafrán y la confección de paños, amén de ser una de las paradas obligadas en la ruta de la peregrinación hacia Roma, la llamada Via Francigena. Graciosas tiendas jalonan su avenida principal de San Giovanni que conduce hasta la plaza Mayor o de la Cisterna, donde está el pozo que entregaba agua a la población desde 1346. Recorrer sus rincones nos hace retroceder en los siglos y tener una idea clara de cómo se vivía en esos años. En la Piazza del Duomo está la la Colegiata de Santa María Assunta y el Palacio del Pueblo o del Podestá, que actúa como Ayuntamiento y posee la torre más alta, de 54 metros, la Torre Grossa, que por ley ninguna otra podía sobrepasar. Domenico Ghirlandaio decora la capilla de la santa local, santa Fina, fallecida en 1253 y celebrada cada 12 de marzo. En otro sector, hacia la Porta San Matteo, se encuentra monte3Sant’Agostino, templo agustino donde se observan pinturas de Benozzo Gozzoli graficando escenas de la vida de San Agustín. Un huevo de alabastro, comprado en una surtida tienda, queda como recuerdo de esta interesante experiencia.

monte9De paso hacia Florencia, visitamos la antigua fortaleza de Monteriggione, enclave estratégico que permitía a los sienenses controlar el paso de sus rivales florentinos, junto a la via Francigena, que mrfranja8entregaba importantes ingresos de los peregrinos que pasaban por estas localidades. Eran como los turistas de hoy, que permitep1000468n la existencia de muchos pueblos y lugares de interés en todo el mundo. Esta es una fortificación amurallada de 570 metros de perímetro y 14 torres. El mismo Dante comparó sus torres con los horribles gigantes que rodean el pozo más profundo del Infierno en su Divina Comedia. Ha servido de locación para importantes películas, como es el caso de La Vida es Bella y Gladiador. El sol del atardecer crea una impresionante visión de sus murallas y torres, dignas de ser admiradas.

monte1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s