Arrivederci….Roma.

foro2

Muchos nombres honoríficos ha recibido Roma: Ciudad Eterna, Caput Mundi, Ciudad de las 7 Colinas…y otros no tan santos, como La Gran Ramera…aduciendo que en el Apocalipsis 17-18 se la menciona en 7 colinas…Pero el caso es que nos encontramos en una ciudad grandiosa e incomparable por la magnificencia de sus monumentos, palacios, fuentes, iglesias y gloriosas ruinas del Imperio. La agudeza de los sentidos se hace estrecha para poder aprovechar a cabalidad todo lo que se ofrece a nuestro alcance a cada paso, a cada vuelta de esquina. c-santangeloHace 32 años visité por primera vez la capital de Italia. En esos tiempos, a mediados de los 80, se veía muy diferente a lo que encontramos ahora. en los apurados tres días de nuestra visita no me causó una buena impresión. Calles sucias, edificios mal mantenidos, fachadas arquitectónicas soberbias opacadas por el hollín de la polución, gran contaminación con graffitis, incluso en ruinas y monumentos, mucha congestión de tráfico y poco espacio para admirar plazas y perspectivas. Al menos esa fue la impresión que nos causó aquella visita. Aún recuerdo nuestra llegada a Termini, siendo advertidos que había riesgos de ser robados por carteristas y avivados. No tenívittorianoamos hotel y con gran temor accedimos al ofrecimiento de un agente municipal de orientación turística que nos acompañó al Albergo Amalfi, cerca de la estación, en la vía Merulana, detrás de la basílica Santa María Maggiore.  Resultó ser un gran lugar para nuestras necesidades, por precio y amabilidad. Cuidaron de nuestro equipaje más pesado mientras íbamos por 4 días a Grecia con lo mínimo, aprovechando el Eurail Pass en el ferry desde Brindisi. Era indispensable pasear por la Acrópolis, visitar el templo de Poseidón en el cabo Sounion y bañarse en las cálidas aguas del Egeo. El albergo está allí mismo, lo descubrimos al pasar por esa calle en el Bus de turismo circular.

plaza-venecia2Hoy Roma es otra cosa. Muchísimo más amable al turista. Hay grandes áreas de dominio peatonal que permiten recorrer sus principales puntos de atracción sin casi interferencia del tráfico. De partida, sus principales plazas monumentales son pedestres, sin invasión vehicular, lo cual transforma a estos lugares en paseos llenos de entretenimientos callejeros y oferta gastronómica variada, permitiendo una libre y calmada oportunidad de tomar fotografías y disfrutar el rato. Me quedo con la piazza Navona, admirable conjunto de fuentes monumentales, como la de los 4 ríos (Ganges, Danubio, Nilo y Río de la Plata, cuatro gigantes que simbolizabanp1010296 los cuatro límites del mundo conocido en 1.651 cuando Bernini concluyó su obra, coronada con un obelisco romano que alguna vez adornó el circo de Majencio en la vía Appia. En los dos extremos de la plaza, originada en el terreno que ocupara el circo de Domiciano, de ahí su forma ovalada, se encuentran la fuente de Neptuno al norte, obra de Giacomo della Porta de 1576 y la del Moro, al sur, también del mismo escultor, pero Bernini le agregó después la figura de un moro que lucha con un delfín, de ahí su nombre.

trevi1Gran parte del patrimonio artístico representativo de Roma se encuentra en sus iglesias. Y tiene más de 900 para visitar. Las cuatro basílicas mayores que existen en el mundo están en Roma: San Pedro en el Vaticano, San Paolo Fuori le Mura, San Giovanni in Laterano y Santa Maria Maggiore. Muchas tumbas y mausoleos dentro de las iglesias están ornamentados con estatuas y pinturas de los grandes genios del Renacimiento. Son verdaderos museos, por eso hoy muchas de ellas son pagadas para tener acceso y cuidadosamente custodiadas, para evitar cualquier daño sobre estos tesoros. Recordemos el atentado que sufriera La Pietá, de Miguel Angel, en San Pedro, a manos de un loco que fracturó de un martillazo la nariz de la virgen y un brazo del Niño. Hoy esta escultura se encuentra en una cámara blindada trasparente. Muchas iglesias tienen un pasado politeísta no cristiano, ya que derivan de templos paganos de la época imperial, como sucede con la de santa Maria degli Angeli e dei Martiri, diseñada por Miguel Angel en 1.563 en partes de las ruinas de las termas de Dioclesiano, las mayores de Roma, o bien El Panteon, construida por Marcus p1010214Agripa, yerno de Augusto en honor a “todos los dioses” (pan-teion) y remozada por Adriano en el siglo II, cuando creó la magnífica cúpula con su ósculo. Fue transformada en iglesia en el 609 por el papa Bonifacio IV como Santa Maria ad Martiri y gracias a eso se ha podido conservar casi intacto hasta nuestros días. Allí está la tumba del Padre de la Patris, Vittorio Manuelle II con guardia de honor permanente, y la de Rafael Sanzio, junto a otras personalidades. La cercana Santa Maria sopra Minerva fue edificada en el siglo XIII  por los dominicos en estilo gótico sobre un templo dedicado a Minerva, diosa de las artes y las ciencias, protectora de Roma (Atenea en Grecia).

En este viaara-pacis3je tuve oportunidad de conocer una reliquia arqueológica de primer nivel y que me  causara una gran impresión. Se trata del Ara Pacis, un monumento de mármol de Carrara que fuera reconstruido a un alto costo después que se recuperaran fragmentos diseminados en Francia, Florencia y en el mismo Vaticano. Es un edificio cuadrado que contiene en su centro un altar. Está decorado con frisos magníficamente tallados con gran realismo, donde aparece la familia de Augusto y otros sucesos. Este monumento fue aprobado por el Senado en el año 13 AC para conmemorar la Pax Romana, consolidación de los límites del imperio después de las victorias sobre los galos e iberos. Fue colocado en el campo de Marte teniendo enfrente el obelisco que hoy está frente al Parlamento, posicionado de tal manera que el día del cumpleaños de Augusto su sombra cayera sobre el Ara Pacis. El edificio moderno que lo alberga, a orillas del Tíber, creado por el arquitecto Richard Meier, tiene en su cara exterior hacia la Via di Ripetta, en letras de bronce, el extenso testamento y cuenta final de Augusto a fines de su administración del Imperio. Notable e imperdible en cualquier visita a Roma.

p1010232Subir a la terraza panorámica del Monumento a Vittorio Emmanuelle II (Il Vittoriano) en la Piazza Venezia vale los 8 euros que cobran por ascender en un elevador panorámico. La vista es magnífica y se puede admirar de cerca las enormes estatuas ecuestres y la gigantesca de Vittorio al frente, de 12 metros de largo. Dando la vuelta, hacia el Capitolio, visitando la Piazza del Campidoglio con la estatua ecuestre de Marco Aurelio y pasando hacia atrás del Palacio Senatorio, se obtiene una excelente vista al Foro.

p-espanaMuchísimos rincones de Roma quedan por visitar, cada uno con sorprendentes encantos y obras de arte. Como una excursión por las fuentes de Roma, donde destacan la de Trevi, las de la Plaza de San Pedro, la de las Náyades y la del Trifón. Hay 50 fuentes monumentales en Roma y más de 300 otras menores. Lo mismo se puede decir de los obeliscos y de las columnas. Por eso te digo…”arrivederci…Roma”.

coliseo2

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s