La vivienda energéticamente eficiente.

P1010514Hace un par de años decidimos regresarnos al sur. Fue un convencimiento derivado de la necesidad de cambiar la calidad de vida, la zona central está muy congestionada e insufrible, y volver a acercarnos a amigos entrañables. Hay vivencias que te dejan marcado de por vida y no hay razones  valederas para alejarse de ellas, abandonarlas así, sin más.  Además, como dijo Raffaela Carra, “en el sur se pasa mejor”.

Muchos suelen quejarse de las viscicitudes climáticas sureñas. Pero hay que recordar que la lluvia es la que hace crecer el bosque,  permitiendo vestir los cerros de verde y en la primavera y verano verlos florecer y maravillarnos frente de esas alfombras multicolores que la Naturaleza nos regala gratuitamente. No hay que ser desagradecidos con San Isidro. Y el otoño nos pinta el paisaje de rojos de variados tonos, para que luego el invierno haga dirigir nuestras miradas hacia las blancas montañas. Esa cambiante realidad es vida, es P1000525bel ritmo del acontecer cotidiano que trae un mañana impredecible.  Porque las predicciones del tiempo casi siempre fallan. Y es posible pasar por las cuatro estaciones en un mismo día. Nada hay más hermoso y gratificante que recibir al carro de Apolo después de una lluvia intensa de algunos días. Todo brilla, el aire es más puro, la vitalidad fluye por todo nuestro ser y aprovechamos cada minuto de ese sol renovador.

P1000379bPero para vivir en el sur es necesario protegerse del frío. Ese es el enemigo natural que hay que vencer. Para estar confortable, al menos dentro de la vivienda. Es verdad que la calefacción central es un privilegio efectivo, pero por lo mismo, cara. En nuestra anterior casa en Temuco que tenía calefacción central a gas, nunca pasamos frío, es verdad. Pero gastaba casi 200 mil pesos de 2009 en el combustible. Y eso se debe fundamentalmente al tipo de construcción que predomina en el sur: madera, mala aislación, fugas de calor por muchos puntos, calefacción ineficiente y, la más barata como la leña, muy contaminante y de odiosa manipulación. Amén del peligro de incendio de la casa por recalentamiento,  mal uso y falta de mantención del artefacto térmico.

corralcoDe ahí que ha surgido la idea simple y de sentido común, que es el menos común de los sentidos, de construir viviendas apropiadas para el clima en que se vive. Con buena aislación, con sistemas eficientes de calefacción y estables energéticamente hablando. Vivir en una de estas casas es una experiencia en sí misma. Temperatura homogénea en toda la vivienda, mantenida a voluntad del residente de acuerdo con un programa horario.

Tuve conocimiento de la existencia de estas modalidades en un viaje a Temuco a ver el sitio de Pucón donde pensábamos construir. Visité una de estas casas en una villa nueva del área surponiente de Temuco y quedé impresionado por su funcionamiento. Como se trata de viviendas industrializadas, el valor de construcción es razonable. Por lo tanto, no es más caro que una construcción más tradicional, pero de un confort no comparable. Decidimos acceder a una casa de este tipo si queríamos volver a la Araucanía y nos pusimos en acción. Hoy es una realidad que disfrutamos a plenitud.

¿Cuáles son las condiciones básicas para tener una casa de este tipo? En la edición del domingo 6 de abril del diario El Austral salió un suplemento sobre eficiencia energética donde se resume este punto:

P10105301. El factor LUZ: ventanas con iluminación adecuada, orientadas hacia el norte en los recintos principales, protegidas del sol poniente.

2. Envolvente térmica: se refiere al aislamiento de muros, techos y fundaciones. Es como una segunda piel o como el chaleco que nos ponemos en un día frío.

3. Ventanas de termopanel: su estructura disminuye hasta en un 60 % las pérdidas de calor comparadas con el vidrio simple. Deben ser de madera o PVC, ya que estos materiales disminuyen los puentes térmicos.

4. Ventilación: existe un sistema de ventilación pasiva que hace circular el aire dentro de la casa permitiendo que la vivienda “respire”, manteniendo el aire seco y disminuyendo las cantidades de partículas en suspensión, contribuyendo a limpiar la atmósfera interior haciéndola más saludable, con menos alergenos (polvo de habitación, ácaros, hongos, pólenes).

P1000382b5. Entorno verde: los árboles actúan como reguladores térmicos equilibrando la temperatura en unos + 3 º C y absorbiendo contaminación.

Gracias a mis amigos de constructora Rucantú mi casa cuenta con todos estos elementos y puedo verificar su funcionamiento óptimo. El sistema de calefacción es una caldera automática a gas con red de losa radiente. El gas está en un superbalón subterráneo frente a la casa y se adquiere a granel con una significativa rebaja sobre el precio de red o envasado. La red bajo el piso está dividida en 6 secciones para controlar la temperatura en todos los ambientes de la casa, obteniendo un resultado homogéneo. Este sistema funciona con agua a 40 º C, en vez de 65 º C que necesitan los sistemas de radiadores, ahorrando casi el 50 % de la energía necesaria para calentar el agua de la red, que puede venir entre 3 – 12 º C según la época del año. Como la casa no pierde calor, no es necesario mantener la caldera funcionando las 24 horas. Se calcula que el gasto extra en gas no debiera exceder os 60 mil pesos de 2014. El ahorro es considerable anualmente y en tres años se paga la inversión inicial.

Y la comodidad de vivir allí no tiene precio.

 

 

 

 

Anuncios

2 Respuestas a “La vivienda energéticamente eficiente.

  1. María Eugenia Retes

    Por supuesto que me gusto este apacible e objetivo comentario, estaba buscando en la internet cual sería la calefacción central optima para mi casa, mi familia, y toque este comentario; además de ser interesantemente sencillo me ayudo a tomar una decisión para calefaccionar mi hogar este invierno.
    Cordialmente
    María Eugenia

    • María Eugenia: Gracias por tu comentario. Te puedo asegurar que en mi casa hay entre 17 y 25 grados permanentemente, nunca menos y nunca más. Consumo muy poca calefacción en invierno, la cuarta parte de la que gasta una casa de igual tamaño en esta zona (IX Región). Llevo un año viviendo acá en esta casa. También es muy buena para el calor. Con temperaturas externas de 35 grados ( como ha hecho acá en este verano) dentro no sube de 26.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s