Comelibros 2013.

librosUn año más de lecturas varias. Un año más de explorar páginas nuevas y recrearse con algunas antiguas dignas de ser visitadas nuevamente. Con algunas innovaciones propias de los tiempos que corren, como es el caso de los e-books, formato electrónico que cabe en el smartphone o en la tablet. Y uno puede ir “cargado” con un libro de más de mil páginas que no abulta en el hueco de la mano y puede ser abordado con un pantallazo.Comenzar el verano con una lectura liviana y entretenida fue la opción más atinada, por eso Un extraño en el espejo de Sydney Sheldon, siempre electrizante, dio comenzo a la lectura anual. La princesa de hielo, de Camilla Läckberg dio paso a esta saga tan apasionante como la otra sueca que destacamos el año pasado. Fue devorada en pocos días. Para descansar un poco de los escalofríos, ¿Quién mató a Palomino Molero? del laureado Mario Vargas Llosa, dio el respiro. Después, un tango cadencioso, El tango de la Vieja Guardia, de Arturo Pérez Reverte. Crimen en directo, segunda entrega de Camilla Läckberg, fue devorado casi a la misma velocidad que el primero. El  libro de Pablo Huneeus, Jaque al rey, nos introdujo primero a esa época difícil del gobierno militar y el periodo de transición a la democracia donde volvieron a surgir las viejas ansias de poder de algunos personajes. Luego, En aquel tiempo, el mismo autor nos entregó momentos de reflexión sobre hechos vividos personalmente hace 40 años y me gustó su punto de vista. Desenmascaró a muchos políticos hipócritas. Continué la saga de C. Läckberg con Los gritos del pasado. Parece haber una escuela sueca para este tipo de literatura. Notable. Y finalicé con Las hijas del frío, cerrando un ciclo. Algo más conceptual, Se acabó el recreo, de Mario Eaissbluth, uno de los líderes de las estrategias sobre  educación de excelencia. Y aqí apareció el primer e-book: Las aventuras de Sherlock Holmes, de Sir Arthur Conan Doyle. En Junio llegó el turno de Inferno, el más reciente thriller de Dan Brown. Lo disfruté recordando esa ciudad maravillosa de Florencia. Otro e-book, un clásico, Los crímenes de la Rue Morgue, para retrotraerme a los tiempos de mi adolescencia. Mario Vargas Llosa aparece de nuevo con El lenguaje de la pasión, autor que sabe llenar mis horas. Amaury, una novela que no conocía de A. Dumas padre, a quien creía hacer leído casi todo, fue encontrada en un e-book, así como El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde. Releí El enigma sagrado, polémico libro de Baigent, Leigh y Lincoln, reabriendo dudas y polémicas en torno a la Priorié de Sion y la sangre real (Grial). El valle de las vidas perdidas, de Luis Ernesto Romera, e-book sobre una fantasía cátara, fue aceptado con agrado. En la serie de grandes batallas, La conquista de México, de Charles M. Robinson III, me ilustró desde una perspectiva histórica y científica sobre este tema que siempre me había intrigado. Los cuatro jinetes del Apocalipsis, clásico de Vicente Blasco Ibáñez que nunca había leído, fue el siguiente e-book. Otro en este medio, El signo de los cuatro, de A. Conan Doyle, entretuvo el mes de octubre. Aquí apareció el Manual para ejecutivos cesantes, del Dr. Richard Kimble, un pseudónico sacado de El Fugitivo, famosa serie sesentera con David Janssen, que relata los recursos a poner en práctica para cuando un ejecutivo top queda cesante. Refrescante humor negro. Comencé en noviembre con la saga sobre Marco Polo de Muriel Romana: Marco Polo I, la caravana de Venecia, seguido de Marco Polo II, tras la Gran Muralla, y finalizando el año con Marco Polo III, el tigre de los mares. Y a reunir material para 2014. Ya tengo mucho. Más páginas que tiempo, eso creo.

Anuncios

2 Respuestas a “Comelibros 2013.

  1. Hola, excelente post. Llegué acá buscando por todas partes un libro que mencionas: “Manual para ejecutivos cesantes”. Me han contado que es muy entretenido, pero está fuera de catálogo (Planeta) y tampoco disponible en librerías de usados.
    Tienes la versión eBook? Lo agradecería mucho!

    • Lo siento Helix751, ese libro me lo prestó un amigo y se lo devolví después de leído. En verdad es muy agudo y fuerte para una persona de nivel ejecutivo que ha sido despedida. Pero, por otra parte, orienta un poco sobre los pasos a seguir…Para el que está fuera, resulta jocoso, pero para un afectado…mmmm, te odiará si se lo regalaras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s