Otoño en la Araucanía.

P1000375bEsta es la mejor época para visitar la zona cordillerana de la Araucanía si se desea contemplar en toda su magnificencia los colores del otoño. Coihues siempre verdes, todas las variedades de amarillos en los robles y destacando, el rojo de las lengas. Un arcoiris digno de la mejor paleta. P1000397bTuve el privilegio de poder ir a la frontera desde Pucón, subiendo hasta la modernizada comunidad de Curarrehue, con nuevo aspecto de avanzada de montaña con más recursos, más movimiento y sin esa tristeza abandonada de antes. La carretera internacional está asfaltada hasta la cuesta, faltando solamente 17 kilómetros hasta la aduana chilena, lo cual ha dado mayor relevancia al paso Tromen o de Mamuil Malal, como se le conoce, a sólo 1210 metros de altura, trayendo y llevando un incrementado número de turistas. Esto mismo hace progresar a todas las localidades que se encuenran a lo largo del trayecto hasta Villarrica.

P1000380Internándose hacia el valle del Trancura, saliendo del pueblo, empieza a aparecer un paisaje abismante, de extraordinario colorido en ese bosque que se agosta poco a poco. Los riscos de las cumbres sobresalen con brillo pétreo, semejando antiguos baluartes de criaturas fantásticas, custodios de esta belleza. Pronto se divisa la imponente figura del volcán Lanín, de 3.747 metros, en plena frontera, con sus glaciares milenarios. Subiendo la cuesta, atravesando el reparado puente Momolluco , se P1000379bva subiendo por el centro mismo del bosque nativo. Después de una curva, aparece la hermosa laguna Quillelhue, cuna del río Trancura, que nutre todo el valle hasta el lago Villarrica, donde desemboca. Aguas tranquilas, trasparentes, rodeadas de un paisaje bucólico y de rica florifauna. Buena pesca en temporada, atracción segura para los amantes de esta actividad.

laguna Quillelhueb

 

 

 

P1000386bEste territorio ya es dominio de araucarias que se yerguen en medio de una zona  con vegetación más escasa, siendo ellas las reinas del bosque. El camino va entre ellas respetando su presencia y haciéndose a un lado para dejarles espacio. Es una sensación difícil de explicar.

P1000387bAl regreso, la contemplación de la laguna permite descubrir la curiosa formación rocosa conocida como “colmillo del Diablo” y a la izquierda, la figura del volcán Quetrupillán o Mocho, semiescondido entre las montañas más cercanas. Los campos del valle, bajando la cuesta, están rodeados de un anfiteatro de belleza sobrecogedora que, probablemente, ya no impresiona a los habitantes locales, P1000383bacostumbrados a este espectáculo año a año. Pero es un momento muy especial de la temporada antes que la nieve lo llene todo y cubra el bosque con un manto blanco impenetrable que sólo se descubrirá hasta la primavera.

condorUna familia de cóndores, amos de las cumbres, me despidió de mi paseo revoloteando sobre un elevado risco y que pude capturar con el zoom de mi cámara lo suficiente como para percatarme que efectivamente eran ejemplares de nuestra ave heráldica.

P1000525b

otoñob

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s