Guarujá, SP: el acuario.

Pasamos algunos días en el hermoso balneario de Guarujá, allí, a la cuadra de Sao Paulo, pasando la ría del puerto de Santos. La isla de Guarujá es el lugar de descanso natural de los paulistas que bajan en grandes cantidades los días viernes. Durante la semana la playa está practicamente vacía y los restaurantes apenas tienen mesas ocupadas. Ir a cenar a alguno de ellos permite ser atendido generosamente y en forma absolutamente personalizada.

Las playas de Guarujá son impresionantes. Pitangueiras, la más elegante, me recordó el paseo de la Avenida Perú de Viña, aunque multiplicado por 5. Aquí los fines de semana son entretenidos, con eventos playeros y gran actividad en el bulevar. Estoy hablando de temporada baja, fines de mayo. Dicen que en verano todo esto es de una congestión “mais grande do mundo”. Puede ser, en Sao Paulo viven unos 20 millones de personas y muchísimos de ellos tienen propiedades en el litoral, especialmente en Guarujá. Grandes y lujosos edificios se ven desocupados en esta época del año, pero las luces empiezan a encenderse los viernes en la tarde.

Guarujá tiene unos 12 kilómetros de palya accesibles a cualquier turista. Buena movilización colectiva, ordenada y frecuente. Existe un sistema de tarjeta semejante al de Santiago, pero es posible cancelar al conductor también. Lo más notable del sistema de movilización pública de este estado es que es gratis (sí, GRATIS) para los habitantes de tercera edad. Basta mostrar el pasaporte o la cédula de identidad que acredite la edad y listo. Te abren el molinete. Incluso el cruce de puerto, así es que nos fuimos a pasear a Santos sin gastar un solo peso (o Real).

La Praia de Enseada, la más grande, casi 6,5 kilometros, frente al hotel, tiene unso 60 metros de ancho y buena ola. Se emplea mucho este litoral para el surfeo con tabla. Cada día hay decenas de cultores intentando vencer la ola.

Pero lo más llamativo de Guarujá, además de sus playas, es el Acuario. Es el más grande de sudamérica y resulta ser un lugar muy entretenido, muy didáctico y bien dispuesto. Suele ser visitado por niños y familias, pero es una atracción importante para cualquier adulto. Por la variedad de las especies expuestas, la forma de presentarlas y la calidez de  los asistentes, que explican sin reservas y con detalle cualquier duda de los visitantes. Hay una zona de “toque y toque” donde es posible interactuar con algunos ejemplares de mantas raya y tocarlos, orientado a los niños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s