Siempe es posible dar un poco más.

Llega fin de año y todos se aprestan a celebrar en grande. Por doquier aparecen fiestas y se despide el Año Viejo con juegos pirotécnicos que cada año son más numerosos, onerosos y al alcance de villas y barrios. Bailes, carnavales, espectáculos y mucha luz y humo terminan por obnubilar a las masas mientras se sumergen en este clima alienante de las festividades de largo aliento. Y queda poco tiempo para reflexionar.Y la verdad es que éste es el mejor tiempo para hacer un pequeño alto en el camino y tomarse un minuto para hacer un resumen del año que se fue y renovar propósitos para el año que viene. Ese es el verdadero sentido de “quemar el mono” la noche del 31: meter en su cambucho todas las malas vibras y calamidades del periodo que muere y quemarlas junto con el monigote. Esa incineración ritual deja las conciencias más tranquilas, purificadas, exorcizadas.

Pero también es necesario remecer un poco las conciencias. Vale la pena sentarse y analizar someramente qué ha sido de nuestras vidas durante el año que se va. No como un nuevo pensador de Rodin, concentrado, aunque eternamente inmóvil. Sino escarbar en nuestra mente los propósitos más relevantes de nuestra propia existencia y resolver si fuimos suficientemente generosos con nuestro tiempo hacia nosotros mismos y hacia los demás. Con la idea de pasar a la acción, no quedarse solamente en el análisis. Ni caer en el error de considerar que este ejercicio es fútil y sin sentido. Al contrario. Se corresponde maravillosamente con la actividad más trascendental del hombre: conocerse a sí mismo. Pero conocerse para qué si no es para mejorar.

En relación con lo anterior, pienso que las actitudes autocomplacientes con nuestro andar no motivan a un verdadero crecimiento interior. Sólo los que se sienten insatisfechos pueden promover actitudes de cambio positivo, precisamente para vencer esas frustraciones y crear las condiciones para superarlas. Una conducta más soberbia que pretenda suponer que todo estuvo bien, que no hace falta cambiar nada, que estamos tranquilos con nosotros mismos y con el mundo, congela el crecimiento y va momificando la voluntad. Seríamos incapaces de ver más allá de la punta de nuestros zapatos. Quedaríamos clavados en el mismo lugar recreándonos en nuestro propio orgullo.

Cada persona siempre es capaz de dar más de sí, para sí mismo, para los demás. Pero para eso hace falta reconocer primero que se ha dado poco. Que pudimos haber sido mejores. Emulando la humildad de un Sócrates, quien decía “sólo sé que nada sé, y ni aún de eso estoy seguro”, admitir que no dimos lo mejor de nosotros en muchos aspectos vivenciales durante el año que se va. Que pudimos haber dado más. Que pudimos habernos preocupado un poco más de nosotros mismos, para enriquecernos como persona; para compartir más con nuestras familias, consolidando aquél proyecto de vida que nosotros mismos construyéramos años atrás; para con los amigos, que necesitamos y que necesitan de nuestra atención; para con los demás, especialmente con aquéllos que no cuentan con los medios que nosotros  poseemos y que podríamos haberlos favorecido mejor.

Más, siempre más. Podemos crecer cada día más. Debemos crecer cada día más para ser realmente seres humanos. Sólo se necesita la voluntad de hacerlo y la humildad para reconocer que nacimos imperfectos. Y frente a las dificultades, recordar que en el fondo de la caja de Pandora, una vez que salieron de ella todos los males de la tierra, quedó escondida la esperanza.

Anuncios

Una respuesta a “Siempe es posible dar un poco más.

  1. “SI ERES UN BUEN GUERRERO,NO TE CULPARAS POR ELLO,PERO TAMPOCO DEJARAS QUE TUS ERRORES SE REPITAN.”..(Paulo Coelho)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s