¿Ortografía? ¿Existe eso todavía?

Cada día me encuentro con más y más desastres ortográficos en el medio escrito que me rodea. Es casi como una epidemia, donde nadie queda excluido de verse contagiado. Da la impresión que ya a nadie le importa el correcto empleo del lenguaje.Pero lo más admirable en este aspecto es que no se ve, ni siquiera desde lejos, el interés más mínimo por aclarar las dudas antes de escribir un texto. Es que no parece haber dudas, simplemente se escribe lo que se viene a la cabeza y ya está. Nadie parece cuestionarse sobre la calidad ortografica del escrito, desde el momento en que se pone en el texto con todo desparpajo significa que el escritor no tiene conciencia que está cometiendo un error. Y tampoco dudas, porque si las tuviera y le importara, saldría de ellas antes de escribir.

Soy de los criados a la antigua, con educación primaria firme y sin concesiones en el momento de escribir en castellano. La clase de dictado era un pilar sólido del horario de cada semana. Me pregunto si ya no se hace este ejercicio en los niños de hoy. Lo puedo dejar como una pregunta abierta al Ministro de Educación, siempre tan preocupado de los índices estadísticos de respuestas al SIMCE. Pero, ¿qué está ocurriendo en el aula con el idioma que mal hablamos y que peor escribimos?

He viajado y me he dado cuenta que los chilenos somos los que peor usamos nuestro idioma para comunicarnos. No he visto en otros países señalización pública con faltas de ortografía, como sí en Chile. Al leer textos populares en inglés o francés, no he descubierto alteraciones ortográficas, como las que he encontrado en mi país en diarios y revistas, algunas de reconocido prestigio, con más frecuencia de la deseada. En la TV extranjera tampoco me ha tocado encontrarme con errores ortográficos, pero no puedo decir lo mismo de la nuestra.

De más está destacar los aberrantes textos que me llegan todos los días a mi correo electrónico, incluso de amigos y conocidos con un grado de cultura que supondría un excelente manejo del idioma. Confusiones del uso del verbo “haber” con la preposición “a” son frecuentes: “…el colega me a enviado un correo…” Ese “a” es con “h”, por ser tercera persona del verbo haber. Son muchas las veces que he leído “empesar”, “comensar”, “bezos”, “agamos”, “invitasiones”, “zanaoria”, etc. Recientemente retiré un cartel del Jumbo Aconcagua que avisaba sobre características de unos huevos de chocolate y que decía que eran “masisos”. Lo llevé, con indignación, al supervisor. Una empresa seria, como esa, debiera preparar mejor a sus empleados de publicidad. Es mi parecer.

Educar no es sólo una función del Ministerio de Educación, sino la responsabilidad de todos. Es la única manera que alguna vez podamos ser un pueblo más culto y desarrollado. Tener más dinero no asegura que seremos más capaces de salir adelante, sino la educación. Varios se han ganado enormes sumas en la lotería y las han perdido más rápido de lo que demoraron en darse cuenta de su cambio de estado financiero, por no saber qué hacer con esa fortuna. Educación y cultura. Son la clave para tener otra actitud frente a la vida y poder construir una nación próspera y tranquila. En Nueva Zelanda casi no hay delincuencia, la policía existe más  por efecto disuasivo de presencia que por represión de faltas. A nadie le interesa robar, puesto que cada uno puede tener lo suyo sin necesidad de cometer delitos para obtener lo que desea. Y ese país es semejante al nuestro casi en todo, la densidad poblacional es muy parecida, el potencial económico es tal vez mayor en Chile, por la gran minería…pero hay un mundo de distancia entre ambos, no solamente física en kilómetros, sino en educación y cultura. Australia fue hace 200 años una colonia penal inglesa. Hoy es una de las naciones más desarrolladas y respetadas.

He tratado de defender nuestro bello idioma en este blog. Y lo seguiré haciendo. Tal vez como un simple derecho a pataleo, puesto que no tengo otro medio de expresar mi preocupación. Resulta impropio y desagradable andar corrigiendo a personas que se mueven en tu mismo ámbito de influencias, puede aparecer como pedantería.

Son necesarios muchos profesores Banderas en este país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s