Comelibros 2010.

En este año tan conflictivo para nuestro país, que se fue al fin, tal vez las lecturas no fueron tan pródigas. Las preocupaciones después del terremoto pudieron haber captado la mayor atención de nuestra parte. Pero hubo algunas, y muy buenas. Comenzamos el año con La Reina del Sur, de Arturo Pérez-Reverte, en un estilo algo periodístico, pero que igualmente te atrapa. Directa y enigmática, actual. Luego leímos algo más antiguo, Flores en el Atico, de C. Andrews. Una fuerte novela algo dickensiana con un final abierto hacia nuevos relatos. Siguió La Tía Julia y el Escribidor, como todas las novelas de Mario Vargas Llosa, un relato innovador y cáustico. Merecedor del Nobel de Literatura sin lugar a dudas. La Mano de Fátima, de Ildefonso Falcones, me tomó algo más de la cuenta. Es que este relato, casi épico, hay que leerlo de a poco para saborearlo adecuadamente. En el estilo de Follett. Nuevamente en el área bíblica El Testamento de Judas, de Daniel Easterman, me puso nuevamente en la eterna discusión sobre la veracidad de la vida de Jesucristo, tal como aparece en el relato de los evangelistas que escribieron muy lejos de su existencia en la tierra. Un nuevo capítulo de Alatriste, El Sol de Breda, de A. Pérez-Reverte, entretuvo mis noches invernales. Luego La Puta de Babilonia, de Fernando Vallejo, notable documento sobre las falsedades de la Iglesia. Más tarde entré en la trilogía de las cruzadas, de Jan Guillou, con Camino a Jerusalén (I), El Caballero Templario (II) y Regreso al Norte. Entretenido relato sobre un templario nórdico que mezcla esta gesta histórica con la fundación del estado sueco. Jesús, el Judío, de César Vidal, hace visualizar a Cristo como lo que fue realmente, un judío observante en medio de su sociedad, sin apartarse de la Torah, nunca con la intención de formar una nueva religión, sino mejorar la propia, la judaica. En este periodo del año descubrí a Sydney Sheldon, un autor al estilo de Wilbur Smith, trepidante, entretenido y sorprendente. Para pasar un buen rato. Primero vino Presentimientos y después, Las Arenas del Tiempo. Este autor me recordó también a Frank Yerby,  donde los buenos son bien buenos y los malos bien malos.

Esperemos que el 2011 sea más prolífico en lecturas.

Anuncios

3 Respuestas a “Comelibros 2010.

  1. Interesante lectura en tu año 2010, siempre me gusta revisar tu recuento anual, pareciera ser también un resumen de como fue el año, de como fuiste viviendo los meses acompañado de lecturas que inspiraban tus días. Veo que mucha lectura histórica, épica, cargada de misticismo y temas de fé. Mis lecturas este año fueron mas bien reducidas . Leí la Trilogía Millennium, libro que no podía soltar, logró mi atención en forma adictiva y leí uno tras otrto sin parar. Leí También El laberinto de la Rosa , de Titania Hardie,me pareció lento, un tanto absurdo y de una traducción deficiente. Leí Chocolat en la época mas cansada del año como un respiro, de Joan Moris. También leí un libro que tenía guardado de la Historia de la Vicaría de la Solidaridad a raíz de la muerte de Sergio Valech. Ahora leeré de viajes pero eso queda para el otro recuento anual.
    Gracias por compartir tus lecturas, me animas a hacer mi propia revisión y balance anual, reflexionando en lo que hemos leído y en lo mucho que hay por leer.

  2. Gracias hija. Ahora me toca a mí caer en el embrujo de Stieg Larsson.

  3. Andrea Calderón W.

    Conversando con mi hija , tu nieta de 12, sobre esta costumbre que tienes de hacer un recuento anual de los libros leídos y aprovechando de hacer un pequeño análisis del aporte de cada uno, de cual te ha gustado más o influido en algún aspecto personal, quedó muy motivada y comenzamos a hacer su recuento anual, quedamos ambas asombradas, tomamos conciencia de todo lo que ha leído durante el 2010, realmente una comelibros!, el recuento es:
    En el verano partió leyendo la colección completa de Harry Potter (7), luego la saga completa de Crepúsculo (4) y una saga de Isabel Allende de tres libros, 2 de ellos se los pidieron de lectura en el colegio: La Ciudad de las Bestias, EL bosque de los Pigmeos y El Reino del Dragón de oro. Mas otros escolares de lectura obligatoria ( 6 más ) . Siguiendo la linea de Vampiros, ya a fines de año leyó GhostGirl y otro de de Stephenie Meyer (la de Crepúsculo) y para relajarse durante el tiempo de pruebas leyó algunos de Narnia (3) , sumando un total de 25.
    Definitivamente con ese ritmo de lectura, nos supera con creces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s