Paraty: un escondido y notable rincón patrimonial.

Hay viajes que sorprenden y que permiten el conocimiento de lugares inimaginables. Fue el caso este diciembre cuando decidí ir a pasar unos días a Paraty. Había escuchado hablar de este pueblo ubicado entre Sao Paulo y Río. La verdad, lejos de cada uno de ellos. Pero valía el sacrificio de llegar hasta allí.Llegar a Sao Paulo es simple, son sólo tres horas y media desde Santiago. Pero para ir a Paraty hay que viajar 4 horas más por autopistas y un camino sinuoso que baja la sierra, siempre cubierta de nubes, hasta Ubatuba y seguir luego por la carretera costera. Toda una aventura, algo larga por lo lejano y lo sinuoso del camino que hace al viaje un poco fatigoso. Sobre todo si el último tramo, en la cuesta más caracoleada, es dentro de una neblina espesa que no dejaba ver un burro a tres pasos.

En medio de una bahía abrigada y protegida por varias islas, se encuentra esta coudad pequeña, unos 30.000 habitantes, que tiene el casco antiguo del siglo XVII transformado en un centro cultural preservado del tiempo y de la modernidad, restaurado, fuera del acceso a vehículos de motor. Un verdadero museo urbano natural. Notable.

Lugar muy tranquilo, familiar, lleno de turistas de todas partes que pululan por la “zona típica” con gran número de restaurantes, cafés, tiendas de suvenires, boutiques, galerías de arte, teatro de marionetas, Casa de la Cultura, iglesias y plazas. Un embarcadero va protegiendo a una marina que alberga a los barcos de turismo a las islas, donde hay playas de arenas doradas y mar calmo, apto para el buceo. Un muy lindo paseo de 5 horas que, por sí solo, vale la idea de haber ido a Paraty.

La playa de Jabaquara está muy cerca, caminando unos 15 minutos, y es amplia y de mar muy calmo y cálido. A 50 metros de la orilla, con marea baja, el agua llega apenas hasta la cintura. Hay kioskos con merienda, tragos y refrescos con personal atento y simpático que hace el momento muy agradable y dan ganas de volver. La playa del pueblo, o del Pontón, es algo más sucia, pero igualmente agradable para tomar sol y merendar a la sombra de la foresta playera tropical. No hay gente que moleste ni bulla ambiental, tampoco jugadores de pelota o muchachos imprudentes. Para un verdadero descanso.

Paraty es un ejemplo de cómo preservar lo antiguo en beneficio del turismo y, por qué no aceptarlo, de los mismos habitantes del lugar. Es verdad que allá no hay terremotos que destruyan las construcciones, pero pudiera haber habido incendios. Sin embargo allí está el mismo pueblo que en el siglo XVII. Creo que el peor de los terremotos es la picota esgrimida por el mismo ser humano que destruye en forma indiscriminada y a veces mezquina, los valores arquitectónicos rescatables. Santiago tenía edificios notables en el centro de la pital y no todos fueron destruidos por terremotos. Ahí está la iglesia de San Francisco, primera construida en Chile en el siglo XVI, de adobe, aún en pie y como símbolo de nuestra ciudad, pues aparece en todos los perfiles típicos con la cordillera nevada al fondo. Sus daños han sido reparados y mantenida su prestancia para preservar esa imagen colonial perdida. Lamentablemente no podemos decir lo mismo de otros edificios que daban al centro de nuestra capital un carácter diferente y atractivo, como sucede en Buenos Aires y Montevideo, para mencionar dos capitales vecinas. Ni qué hablar de Ciudad de México y otras de este país, verdaderas joyas coloniales, o como Quito, en Ecuador.

Paraty es un poco de todo eso, más modesta, pero significativa. Quizás el mayor de sus encantos sea su relativa inaccesibilidad, no ser un destino masivo, no despertar los apetitos de las grandes cadenas de hoteles comerciales y seguir siendo un pueblito provinciano tranquilo y amable.

Un verdadero hallazgo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s