Nuevamente el golf.

He vuelto a retomar los queridos fierros. Después de casi 15 años. Se me estaban oxidando, pero he resuelto desenpolvarlos y volver a los links. En el Valle del Aconcagua el clima se presta para recrearse jugando a este hermoso deporte que presenta un desafío diferente a cada golpe de la pelota. Y es la disciplina deportiva que más cultores tiene en el mundo. Afortunadamente Chile ha comprendido las bondades de este deporte, lo bien que hace para la salud, especialmente de la tercera edad, y se ha comenzado la construción paulatina de gran número de canchas públicas y privadas. El golf tiene grandes virtudes como disciplina. Es más que un deporte. Si bien es cierto que el equipamiento tiene un costo relativamente elevado y jugar en espacios de gran tamaño con mantención onerosa, como son los clubes de golf, poco a poco es posible hacerse de un juego de palos de segunda mano de golfistas fanáticos, que suelen renovar cada cierto tiempo. De hecho, yo tengo un juego disponible para un principiante y lo podría liquidar a bajo precio. Y muchas veces mucha gente gastará más de lo que cuesta jugar 18 hoyos en canchas semipúblicas de las afueras de Santiago o provincias, en cualquier carrete o cosas suntuarias.

Este deporte tiene muchas características saludables. Primero, uno puede jugar solo, no necesita estar acompañado. Uno no compite contra nadie, sino que contra sí mismo y contra las dificultades de la cancha. Es de bajo riesgo, no está expuesto a los traumatismos de otros deportes. Se camina mucho; una vuelta de 18 hoyos representa unos 8 kilómetros, o más, si se es impreciso y no se sigue el camino más corto.

Goza de una filosofía envidiable, representa la vida y cómo se comporta uno en ella. El fairway (buen camino, la cancha misma) es el camino de la vida donde uno debe ir. Sin salirse de los límites que fija la regla. Y cada golpe de la pelota debe apuntar a algún lugar dentro de este camino. Hay una meta que cumplir y se debe llegar a ella de la mejor manera, ponerla en el hoyo en el menor número de golpes, sorteando las dificultades que se encuentra uno en el camino. Hay que aplicar técnica, para golpear de forma efectiva, y estrategia, para sortear obstáculos o dificultades. Observar, pensar y dspués actuar adecuadamente. Como en la vida. Aplicar la fuerza desmedida lleva a dar golpes fallidos, perder la concentración hace desviar el rumbo, no usar la herramienta adecuada expone al fracaso. Como en la vida. Después de un mal paso, hay que aceptar el error, ser humilde y superar la frustración. El hoyo siguiente será mejor y permituirá recuperar la autorestima mortificada. Como en el día a día.

Por eso se dice que el golf templa los espíritus y ayuda sobreponerse ante la frustración. Enseña a superar obstáculos y a vencer dificultades, modera las energías y concentra la atención, ayuda a mantener la línea y pacificar los espírirus al deambular en un paisaje recreativo, de plena naturaleza y lleno de belleza escénica, como son los campos de golf. Un verdadero paseo que compensa con creces la posibilidad de un mal juego, ya que deja la satisfacción del disfrute del paisaje. Nunca será tiempo perdido.

Probablemente el golf moderno se originó en Escocia a partir de juegos similares practicados en los Países Bajos o en la misma Escocia. En la China antigua también se jugó a algo parecido y los chinos quieren demostrar la paternidad en este deporte. El campo de Saint Andrews, en los terrenos pertenecientes a la reina María I, fue el primero que tuvo una estructura de 18 hoyos y es probable que la reina haya jugado allí ya en 1567. Por eso el abierto de Escocia tradicional se hace en ese campo, junto al mar, que aunque no tiene gran belleza, es la más auténtica expresión de la tradición.

Pero para cada golfista, el momento más entretenido es el que corresponde al hoyo 19. Ustedes me entienden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s