Unión Temuco: esperanza para el fútbol de provincias ¡Bien Matador!

Pesos más, pesos menos, al final se impuso la cordura y la honestidad deportiva. Un derecho ganado en cancha no podía ser manoseado por la vía administrativa mezquina, avara y tendenciosa de algunos clubes grandes que lo desean todo para sí. Unión Temuco, el club de Marcelo Salas, entra al fútbol profesional por la puerta grande, a punta de goles, con la V de la Victoria grabada en la frente. Cuando hay preocupación y profesionalismo, se nota.

Presencié hace un año la casi final de Tercera División en el estadio mundialista Germán Becker de Temuco, entre Club Deportes Temuco, el tradicional de la ciudad, el de la enseña albiverde tan querida, heredera de esas antiguas glorias junto al eterno Green Cross de otros tiempos, y el nuevo club creado por Marcelo Salas, Unión Temuco, un advenedizo en la ciudad, poco querido, casi un intruso. Bastaba un empate a Deportes Temuco para llegar a Segunda División, dependiendo de otro resultado, pero si ganaba, ascendía automáticamente. Unión Temuco estaba descatado en un quinto o sexto lugar. Sin embargo, ganó Unión Temuco jugando un fútbol contenido, pero de contraataques fulminantes. Merecido. Despertó las consabidas protestas y alusiones a la solidaridad de ciudad, a lo del perro del hortelano…y otro epítetos menos académicos. Yo pienso que estuvo bien, ganó el más capaz, el que supo hacer mejor las cosas esa vez.

Y la historia, ese juez implacable que no se equivoca, determinó que era lo que correspondía. Al año siguiente Deportes Temuco se desinfló, a pesar del favoritismo popular, que no sirve para decidir el destino de las instituciones, a lo más, para estimular los esfuerzos, y fue Unión Temuco quien supo mejorar y campeonar esta vez, desplazando a sus rivales en buena lid, de frente, con vergüenza y calidad deportivas.

La competencia de Tercera es dura y extenuante. Por eso los merecimientos son doblemente notables. Se veía venir, ya el año pasado quedó demostrado que no se necesita tradición para hacer lascosas bien. Buen ojo el del Matador, que logró conformar un plantel competitivo, luchador, como fue él en la cancha, disciplinado y rendidor. En una palabra, profesional. Cuando las cosas se hacen con seriedad y convicción, es posible triunfar a pesar de las adversidades y las limitaciones. Ejemplo tenemos en la Roja de Bielsa. Nunca Chile había jugado como lo está haciendo ahora, y no quiere decir que los jugadores chilenos sean en estos tiempos mejores que los de antes, no creo. En su época los tuvimos muy notables, como don Elías. Pero ahora se creen el cuento del fútbol, no a través de la farándula, como en otras selecciones que también llegaron al Mundial, pero fracasaron.

¿Volverás a jugar, Marcelo? Lindo sería verte vestir de corto para liderar en el terreno a tu propio equipo. Sería un acicate feroz para los más jóvenes, que estarían deseosos de seguirte hasta la muerte. Y esa energía es la que se necesita, muchas veces, para lograr la victoria. Capacidades, convicción, motivación, trabajo en equipo y humildad, para seguir aprendiendo siempre, son las claves de todo éxito en la vida. Eso Bielsa lo sabe y lo aplica. Fue el norte también de Eduardo Bonvalet,  aunque en un tono algo más profético que sistemático.

Veremos si Unión Temuco sabe ganarse a la ciudad a punta de goles. Marcelo es respetado. Ahora falta que también sea querido. Un profeta en su tierra  ¿por qué no?

Anuncios

Una respuesta a “Unión Temuco: esperanza para el fútbol de provincias ¡Bien Matador!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s