Carta desde Temuco para un amigo andino.

Querido amigo:

¡Este clima ya me está resultando enervante! Después de regresar desde Los Andes, aceptando la invaluable invitación que me hiciste para pasar algunos días en tu casa, se me vinieron irremediablemente a la memoria aquellas tardes de calor, casi veraniego, que disfruté allá en estos días primaverales y que resultaron tan diferentes al comparar Temuco con el valle de Aconcagua. Las refrescantes aguas de tu piscina las cambié brusca y violentamente por la lluvia del sur, helada y pegajosa, que me encontré nada más descender del bus que me trajo a este sur que aún no se ha dado cuenta que estamos en la nueva estación.

Quedé muy impresionado con la febril actividad que observé en tu zona. Los Andes no tiene nada que ver con esa impresión “a priori” que uno se pudiera formar al conocer por primera vez esa ciudad, considerando el tamaño del pueblo o la antigüedad de las construcciones urbanas, preferentemente de adobe y en estilo anticuado, no siempre bien mantenido. Resulta ser como una cáscara que oculta la verdadera personalidad del vivir andino. Al sumergirse en medio del tráfago cotidiano local uno se da cuenta que la gente vive plenamente en el siglo XXI, está al día en todo y no se diferencia mayormente del habitante de la capital. A excepción y afortunadamente, claro está, de todas las malas vibras que se desprenden de Santiago y que son detectadas a diario a través de la prensa y noticieros.

Ustedes todavía gozan de una relativa inocencia provinciana, más honesta y amistosa, más auténtica, más segura y confiable. Pareciera que la Cuesta de Chacabuco fuera capaz de retener igualmente detrás las pestilencias que emanan desde el valle capitalino. No cabe duda que el espíritu protector de Santa Teresita se ha extendido ampliamente por vuestro valle, imprimiendo en los habitantes un carácter distintivo pacificador y solidario. Que se nota.

Frente a esa realidad, en cambio, la Araucanía aparece en decadencia, desmejorada y sin un futuro claro. Injustamente, a mi juicio, evaluación sea dicha después de vivir 19 años en esta zona. La IX Región es una de las más ricas de Chile, cuestión de abrir los ojos. Paisaje, posibilidades turísticas, tierra generosa en aptitudes agrícolas, ganaderas y forestales, con mar y cordillera, con Temuco en el medio, la quinta ciudad del país. Y, paradojalmente, aparece en todas las estadísticas con el menor desarrollo económico, la menor inversión externa, el menor aporte al PIB, la mayor cesantía, la mayor contaminación urbana, la mayor concentración de población indígena…(¿no estará allí una de las razones de todo esto? ¿después de políticas erróneas para tratar este delicado tema?), etc., etc.

Temuco es una ciudad extraña, de gran crecimiento en la década de los 90, se ha ido estancando poco a poco. Hoy aparece como una ciudad universitaria, con numerosos establecimientos de educación superior que concentran una población estudiantil que supera los 25 mil alumnos. Y, curiosamente, presenta los peores resultados educacionales. Pero esta afiebrada convivencia universitaria, semejante a la que ocurre en todas partes, aporta poco a la economía regional. Los universitarios gastan poco, se divierten en pubs baratos y no consumen el producto turístico más selecto. Es la verdad. A la larga, contribuyen más al incremento de los desórdenes, de la suciedad ambiental, de la congestión en el transporte urbano y el ruido que en el impulso a la rueda que hace marchar a la economía.

En cambio, el valle de Aconcagua presenta una pujanza envidiable. La poderosa fuerza que se desprende del agro exitoso, con viñas, paltos y cítricos, el continuo flujo de riqueza que baja de la montaña con Codelco y la División Andina, el contacto permanente con el transporte y las mercancías provenientes de allende Los Andes, dentro del corredor bi-oceánico que une Atlántico con Pacífico, con miles de camiones transitando cada día, hacen que mi interés por esa zona haya ido creciendo aceleradamente. Gracias a tu invitación pude ir descubriendo cómo se vive allá y comparar con la vida que llevo acá. Resulta tentador pensar en un cambio. Creo que meditaré sobre ello. Ten la seguridad que lo haré seriamente. Un argumento formidable para no dejar de hacerlo fue esa escapada que hicimos a la costa ¡Apenas una hora y cuarto para llegar a Concón por nuevas e impresionantes autopistas!

Amigo, Los Andes está en un enclave privilegiado, a una hora de la capital de Chile y a una hora y media de Valparaíso, su principal puerto, amén del más rico y turístico litoral de la nación ¡Chile en su máximo desarrollo y esplendor! ¿Por qué privarse de vivir allí también? Basta de chatismo, la regionalización es una utopía en este país, y no me alcanzará el resto de vida que me queda para poder disfrutar de un pacífico rincón en una provincia realmente desarrollada, a la dimensión europea, por ejemplo, donde la ruralidad no existe, sólo que los lugares son más pequeños, pero no los recursos, que son iguales para todos los habitantes, estén donde estén sus hogares. En Chile, vivir en provincias es una desventaja significativa y muchos de nosotros nos llegamos a sentir al final de cuentas, ciudadanos de segunda clase.

Búscame, por favor, una casa como la tuya. Seamos vecinos y sigamos compartiendo definitivamente la alegría de vivir en aquel Chile, el único que aparece más desarrollado, el que vemos más cercano al Primer Mundo.

Anuncios

Una respuesta a “Carta desde Temuco para un amigo andino.

  1. Que linda tu carta al amigo andino, yo llevo pocos años en estas tierras y me siento muy andina, no cambio por nada este pequeño rincón del mundo. Aquí se vive cada día porque tenemos sol, cielo, cordillera, agua, también nieve y no estamos contaminados. Es verdad lo que dices, podemos afirmar que hay sencillez y a la vez desarrollo. Bienvenido!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s