Cultura chilena: el mejor ejemplo de un mito decadente.

Produce pena y rabia al mismo tiempo tener que referirse a este tipo de temática. Pero hay instancias en las cuales el intelecto se rebela y protesta de cualquier manera. Y este blog es un canal, un medio tan bueno como podría ser cualquier otro, donde es posible expresar lo que uno piensa respecto de diversas materias. Sin interferencias ni instancias censuradoras. Es la ventaja de un medio como éste. Pero adónde quiero ir. Me abruma ver y constatar que en este año de campañas electorales, donde se pugna por aparecer en la papeleta, no hay ningún actor que todavía haya planteado un programa serio de eventual gobierno. Y eso forma parte del título de esta entrada, y lo voy a demostrar.Con ocasión de haber empezado a hacer algunas clases a estudiantes de segundo año de una carrera muy bien cotizada en una universidad local, pude darme cuenta de la calidad de los alumnos con los cuales hay que tener contacto. Los de hoy no son, ni en la sombra, los universitarios que éramos hace 40 años. Ni probablemente hace 20, tal vez. Muchachos poco concentrados, con un manejo del lenguaje que da vergüenza ajena, no son capaces de interpretar un texto escrito a cabalidad, lo que indica que no tienen hábito de lectura, no pueden hilvanar correctamente sus ideas en un papel y escriben con unas faltas de ortografía que da escalofríos, lo que me obliga a preguntarme si el castellano es realmente su lengua materna. Y eso considerando que estos alumnos vienen de los colegios más prestigiados, son hijos, la mayoría, de las más empingorotadas familias de la región y han cortado a muy alto nivel en la PSU. Es decir, son estudiantes de selección.

Analicemos un instante aquello. Si los mejores seleccionados tienen esas falencias, se comportan como adolescentes y su grado de madurez es dudoso para un segundo año de educación superior, qué quedará para los demás. Es generacional, dicen como explicación algunos expertos. Bien, aceptado, pero detengámosnos un minuto en ese dictamen. Generacional ¿De qué generación hablamos? ¿De los que tienen hoy 18-20 años? Correcto. Pues bien, estos muchachos son hijos de la democracia entonces. Nacieron después de la era de las dictaduras, como se ha llamado al antiguo régimen. Se educaron toda su básica y media en los gobiernos democráticos, y no sólo no mejoraron su bagaje cultural y educacional, sino que parecen haberlo empeorado.

Y también Chile ha bajado en los rankings de educación dentro de las Américas. Hemos perdido puestos y eso es objetivo según lo miden organismos internacionales, como la UNESCO. No es únicamente una impresión personal. Incluso J.J. Brunner, comentando el más reciente informe de la OCDE, concluye que el Estado debe intervenir más en educación para lograr cambios radicales, alejándose del modelo regido por el mercado. Y estoy de acuerdo, educación y salud no pueden ser valores regidos por el mercado. Las políticas educacionales deben salir de los gobiernos, así como las de  salud. Cómo se implementen para hacerlas efectivas y eficientes, es otro cuento.

Hemos ido cayendo paulatina, pero irremediablemente, en la cultura de la incultura. En la ordinariez como paradigma de ser un chileno “achorado”. El mundo de la farándula grotesca invade todos los ambientes de discusión pública. Nuestras autoridades caen en ese mismo juego, participando, lo quieran o no, en el diálogo no constructivo, en la diatriba insubstancial, en el jolgorio insulso. Hay una falta de seriedad universal en este país. “Hecha la ley, hecha la maña”, dice un conocido refrán, y en Chile esta práctica ya está institucionalizada. Abramos los ojos, miremos a nuestro alrededor, veamos cómo en nuestro país nadie respeta nada. La incultura lleva a la anarquía y a la pérdida de valores. Al caos social (ver otras entradas relacionadas con estas mismas críticas: Vivir como Tarzán, El precio de la decencia, Cultura cívica…) Y el progreso no es posible con esos ingredientes. Muchos jóvenes valiosos están tratando de emigrar hacia países con más cultura y orden, aún sacrificando sus posibilidades laborales más prestigiadas al comienzo, pero deseoso de poder insertarse en sociedades más serias. Ahí son capaces de progresar y después no quieren ya volver. Se acostumbran a vivir en medios culturalmente superiores y confiables.

Para muestra dos botones: agregados culturales de nuestros gobiernos recientes: actores de telenovelas. Representantes del mundo de la farándula. No les niego méritos como personas cultas, pero…¿sólo compromisos políticos? Y algunos se mandaron sus numeritos afuera, como en las telenovelas. Nuestra ministra de Cultura: una actriz, igualmente. El mundo de la farándula está presente, sí señor. El día de la Cultura que se celebra cada año, consiste en batucadas donde se le da duro al tambor, los saltimbanquis hacen su agosto, aparecen o reaparecen conjuntos de un folklor añejo y comprometido con ocarinas, flautas y charangos, hay teatro polpular con dudosas obras que poco aportan, mucho jolgorio, baile y circo. En pocas palabras: mucha farándula. La Noche de la Cultura Huachaca, que otro sector menos oficial celebra,  parece ser más auténtica para retratar nuestra situación actual.

La TV colabora muy poco. Cada día son más frecuentes los “patos” que aparecen en las leyendas al pie de pantalla. Y es lógico, se les está dando cabida a profesionales jóvenes para que hagan esta tarea y ellos tienen dificultades serias con el idioma, como comentábamos más arriba. Y el supervisor no tiene tiempo para supervisar, o les cree que está bien, pues es de los mismos. Los programas apuntan también para abajo. Realities absurdos, chabacanería grotesca de corte sexual, telenovelas con dramones disparatados, poca, o casi nada, de discusión con algún tema de fondo, valórico, constructivo. Hay que recurrir al cable, pero el común del ciudadano no cuenta con medios para contratarlo. Aquí también hay labor estatal pendiente.

Curioso resulta que Don Pedro Aguirre Cerda, profesor de castellano, quien diera inicio a la era del Frente Popular en Chile en 1938, con su breve gobierno de apenas tres años (falleció en mandato) y su famosa frase “gobernar es educar”, marcara un antes y un después de la Educación en Chile. Pareciera que quienes tomaron el control del país después de 1990 nunca leyeron su biografía ni su obra.

Aún es tiempo de hacerlo.

Anuncios

10 Respuestas a “Cultura chilena: el mejor ejemplo de un mito decadente.

  1. ayudame pliis engoq hacer un trabajo estudio en la u de la decadencia cultural aparte de eso le tngo q agregar teorias filosofiks agregame al msn please ajjaja

  2. la pagina pa rasca ommmmmmmmmmm
    busque algo y no salio ninguna wea de lo que pregunte…………..

  3. Estos mensajes, que no he querido borrar, son la muestra más fehaciente de lo comentado en la entrada. La evidencia impresiona.

  4. Verdaderamente la evidencia impresiona: ¿Hacia dónde va una juventud que desprecia valores, como la educación, de la forma más necia?

  5. Tiene la razon, por eso no voy a volver a Chile!!

  6. a mi me sirvio la pagina jajajajajajajaja XD

  7. LA DECADENCIA, MIRADA DEL PUNTO FILOSOFICO DA PAUTA A PENSAR, QUE NOS ESPERA Y SE TRANSGREDE CUALQUIER VALOR QUE NOS HAN LEGADO, CON LA ESCUSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESION, LA APERTURA AL DESARROLLO?,CUAL DESARROLLO, MENTAL, NUESTROS ICONOS SE HAN PERDIDO, CUALQUIER ENTE LLENO DE TACHAS ES AUTORIDAD, EJEMPLOS, CUAL? SI LA MAYORIA NO ENTIENDE LO QUE DICE, NI SE ENTIENDE A SI MISMO. NUESTRA SOCIEDAD A PESAR DE LO QUE TRATEN DE ENMENDAR,… LA RAIZ DE CASI DOS GENERACIONES VIVE EN LA IGNORANCIA TOTAL. NO TIENEN MAS CRITERIO QUE UN MANDRIL, QUE AL FIN AL CABO ES ANIMAL. ASI NOS COMPORTAREMOS EN POCOS AÑOS, Y ARRASTRAREMOS A QUIENES SE OPONGAN, LOS POCOS CULTOS Y DE BUENOS VALORES SON OPUESTOS A ESTE SEUDO PROGRESO. TRATARAN DE OPACARLOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s