Bicicletas públicas: ¿otra “utopía chilensis”?

La Municipalidad de Providencia ha anunciado con gran alborozo la puesta en práctica de la entrega a la comunidad de estacionamientos públicos para el resguardo de bicicletas empleadas para el traslado de trabajadores entre diversos puntos de la comuna, mediante el pago de una pequeña tarifa. Excelente idea, igual como funciona en Europa, en países como Holanda, Dinamarca, Francia, Bélgica…Pero recordemos, como ya lo comenté anteriormente, que “el modelo danés funciona en Dinamarca”.

De ahí a entregar bicicletas públicas, para el uso de los habitantes que quieran emplear este tipo de servicio,  no hay más que un paso. No quiero ser agorero, pero me temo que muchas de esas bicicletas pasarán rápidamente a poder de terceros y el parque a dispsición de los vecinos que contrataron el servicio se verá reducido con más velocidad que la que puedan desarrollar sobre las mismas bicicletas. Es lamentable, pero no tengo confianza que un modelo propio de país civilizado pueda ser puesto en práctica en un pais cercano a la barbarie, como es el nuestro.

Se necesitó más de dos mil años de práctica para llegar a lo que es hoy Europa. O China, con más de cuatro mil años a cuestas. Y guerras y momentos de extrema solidaridad y revoluciones que cambiaron la faz del mundo y las civilizaciones. Al final, se convencieron que la convivencia civilizada es la mejor forma de vida en común. Respetar para ser respetado, Practicar la verdadera tolerancia y la auténtica solidaridad, cumplir las normas de obediencia civil, distinguir claramente dónde terminan los derechos propios y empiezan los del vecino.

El uso de bicicletas es práctico y promueve el ejercicio físico. Además es económico, tal como rezaba la letra de aquella canción de nuestra infancia: …” recorre todo el mundo y no se gasta un diez”. Pero su empleo conlleva toda una cultura en torno a esta modalidad de transporte. Primero, respeto por parte de los ciclistas de las normas del tránsito, cosa impensada hoy en día (ver artículo “Intrépidos e irresponsables ciclistas”), después, respeto de los automovlistas hacia los ciclistas, sigue el desarrollo de vías segregadas para ellos, lejos del tráfico congestionado, imprudente y de alto riesgo para un vehículo menor, y, finalmente, la honradez de la población a sabiendas que este recurso debiera durar y servir a otros deseablemente durante mucho tiempo. Así funciona la cosa. Con responsabilidad y respeto. Virtudes que no son abundantes en nuestras comunidades.

La iniciativa es buena, quizás el comienzo de una nueva filosofía del transporte. Más democrática, no contaminante, sana y de fácil acomodo a las necesidades de estacionamiento. Conocí en Alemania a un gerente de una importante industria quimica, en torno a la cual giraba toda la actividad económica de un pueblo entero, y que se iba al trabajo…en bicicleta. No perdía estatus ni era mal mirado, al contrario, sus trabajadores sabían valorar que él hiciera lo mismo que ellos. Claro que las distancias eran cortas y el pueblo muy pequeño. Pero es el hecho cultural. Aquí mientras más elevado el cargo, más grande el auto. Y si es con chofer, mejor. Otra cosa sería perder categoría. El nivel se mide por las muestras de importancia de la ostentación física, no por el conocimiento o la autoridad del saber.

Ojalá que el intento de Providencia resulte. Si es así, seré el primero en retractarme. Si no, quedará una vez más demostrado que primero es educar, luego aplicar modelos extranjeros de convivencia civilizada. Si no están de acuerdo, miren entonces al Transantiago, que está desfinanciado fundamentalmente por la evasión del pago del boleto. Si cada uno hiciera lo que debe hacer al subirse a un bus otro gallito estaría cantando. En Viena, Austria, no hay ventanillas para comprar boletos en el metro. Una máquina a la entrada del túnel los expende, no hay controles y a nadie se le ocurre no adquirirlos. Excepto a algunos turistas chilenos que se atreven más encima a reir de la ingenuidad de los “gringos tontos”…Yo lo ví, por eso lo comento.

Nos falta mucho todavía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s