Mérida (Extremadura): Roma en España.

Pasar y pasear por Mérida tenía un objetivo fundamental: visitar el teatro romano y conocer los restos arqueológicos que hay en la ciudad, que datan de antes de la época imperial, cuando esta colonia se conocía como Emérita Augusta. El Centro Arquelógico es ampliamente reconocido y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993. Una notable experiencia.

Fundada por Octavio Augusto el año 25 A.C. para aquellos soldados retirados del ejército que combatieron en las legiones del norte de la península durante las guerras en Cantabria. Es decir, para los soldados jubilados, que eso significaba “emeritus” para los romanos. Fue la capital de la provincia de Lusitania y un centro jurídico de importancia. Hoy es una tranquila ciudad de servicios, con gente atenta y servicial, orgullosa de su pasado. Así parece manifiestarlo la loba capitolina que se encuentra frente al puente sobre el río Guadiana.

Puente que construyeron los ingenieros de Roma, hace más de 20 siglos, aún sirviendo a la población como en sus mejores tiempos. Es de transito peatonal y comunica la ciudad vieja con nuevos desarrollos inmobliarios al otro lado del río, donde se encuentra también el centro comercial y supermercados Carrefour. Y pensar que nuestro Puente de Cal y Canto , la mayor obra vial de la colonia, fue dinamitado en 1888 después de apenas un siglo, porque sufrió parcialmente con una crecida del Mapocho y “era mucho puente para tan poco río”. Ahora sería un atractivo turístico fundamental en nuestra capital. Pero así somos los chilenos, imitadores baratos de modas extranjeras, destructores del escaso patrimonio original que tenemos, incapaces de valorar nuestras escuálidas raíces.

El teatro romano de Mérida es grandioso, con su columnata de mármol aún en pie, sirve para funciones en vivo actualmente y representaciones de artistas variados. Se emplea también como complemento de la educación escolar y es frecuente encontrarse allí con cursos completos de alumnos con profesores realizando una clase a la usanza de esos antiguos tiempos, en tereno, sentados en las mismas gradas de piedra donde hace 2.000 se sentaron los espectadores de alguna representación de Edipo Rey, de Sófocles, o de alguna comedia de Terencio. En este mismo escenario se realiza el Festival de Teatro Clásico todos los años entre Julio y Agosto con representaciones de las más renombradas obras de autores españoles y extranjeros.

Este teatro fue construido por Agripa y regalado a la ciudad, tal como se puede leer en una inscripción cercana al escenario. Es uno de los mejor conservados de todo el Imperio Romano. El anfireatro cercano tenía capacidad para 15.000 espectadores y está algo derruido. El Acueducto de los Milagros se encuentra bien conservado en una considerable extensión. Una represa ubicada a 5 km al norte de la población es utilizada hoy como balneario y era el embalse de Proserpina, destinado al agua de la ciudad como complemento posterior al acueducto mayor.

Otra construción de esa época es el llamado Templo de Diana, en pleno centro, que fue habilitado como mansión renacentista.

Las ruinas romanas en cantidad y calidad presentes en Mérida hablan de su importancia como centro militar y comercial entre los siglos I-IV de nuestra era. Lograron sobrevivir tras la ocupación árabe y de las devastaciones ocurridas durante las guerras por la liberación del control otomano en las postrimerías del siglo XV. Admirarlas es sumergirse con la imaginación en esa época de esplendor y cruel dominio de las águilas de Roma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s