Un premio a la barbarie.

¿Han visto alguna vez que se premie a quien sea capaz de fotografiar la evidencia de la barbarie? Es lo que se ha hecho con ese concurso de premiar la mejor foto del peor paradero de Santiago, el más destruido, el más arruinado. Muy propio de nuestra absurda manera de denunciar la falta de democracia civilizada, del afán de aparentar que se hace algo para mostrar cuán bárbaros somos. No es necesario mostrarlo ni demostrarlo, las evidencias están a la vista de todos, menos de quienes deberían hacer algo por sacarnos de ella.

Un buen concurso sería premiar al que denuncia y expone a uno de los bárbaros desatados al escarnio público. El viejo cepo en la plaza pública sería mucho más efectivo que la puertita giratoria o las cárceles que rebosan de “buenas personas” ¡Qué barbaridad! ¡Cómo se me puede ocurrir decir esto! Los derechos humanos atropellados, la dignidad humana pisoteada…y varias otras sentencias más que me dejarían a la altura del unto ¡Memeces! Ya estamos cansados de parecer estúpidos persigiendo fantasmas que salen a asustar cada noche, desapareciendo en el día, pero dejando una estela de caos y destrucción.

Ahora tenemos violadores de 14 años que “quieren experimentar sensaciones nuevas” ¡Estupendo! Ya se está notando la calidad de la educación, los muchachitos se atreven a explorar por sí mismos, sin la guía del profesor. Claro que a costa de la integridad física de otros y la vejación de mujeres inocentes. Y después, pobre niño, si es casi un bebé, desorientado, producto de la sociedad en que vivimos, una víctima más de la globalización, del imperialismo yankee, de la sociedad de consumo…

Vamos de mal en peor. Una corrupción social que ya llega hasta las provincias, alguna vez de vida más tranquila y simple, calificada de fome, tal vez, pero más sensata. Ahora ya no, el mal ejemplo cunde rápidamente a través de la Internet, los videos, el chat, al alcance de cualquiera por 500 pesos la hora. O menos. Y da la impresión que no se hace nada. No hay políticas claras de educación en la base. Los profesores hoy no tienen posibilidad alguna de ejercer su rol controlador y rector de costumbres. Cualquier forma de disciplina en los colegios es inmediatmente calificada de abuso de autoridad. Cualquier intento de un policía por imponer el orden trae aparejada la censura, es sumariado, castigado y dado de baja. Lindo ejemplo para la delicuencia. Carta blanca al delito.

Insisto otra vez, los chilenos somos los campeones mundiales sin competencia de eludir la norma, sacar la vuelta, mirar para el lado, hacerse los lesos, pero estar en primera fila si hay algo que obtener sin esfuerzo, si se reparte algo, si hay posibilidaddes de agarrar un pitutito. Pero si se trata de hacerlo trabajando duro ¡ah! entonces no, no valía la pena, seguro que estaban abusando con uno…

Estamos cayendo en una peligrosa escalada de denigración a todo nivel social. Estamos perdiendo la capacidad de asombro, acostumbrándonos a la mediocridad y la impunidad. La descomposición social es después muy difícil de revertir. Al menos civilizadamente.

¿Y somos realmente un pueblo solidario? No lo sé, ya casi nadie dona órganos para trasplantes, a pesar que no sirven para nada si los echamos a la fosa. Este concepto de poder dar vida a otros es propio de verdaderos espíritus altrustas y generosos, pero para eso se necesita vencer atavismos ancestrales, crear cultura de generosidad, de grandeza, y parece que vamos perdiendo la poca que nos queda.

Todavía es tiempo de cambiar.

¡Vamos chilenos, despertemos! La grandeza de un pueblo es tarea de todos, de cada uno junto al otro, sin esperar que los demás hagan algo, los cambios deben nacer primero en cada cual. Podemos ser igual que en otros lados que admiramos y envidiamos. Lo tenemos todo. Pero hay que ponerlo en marcha.

No más premios a la barbarie. Luchemos por salir de ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s