Montevideo, feliz reencuentro.

palacio-legislativo.jpg

He podido regresar a Montevideo después de 36 años. Gratos recuerdos tenía de esta amable y hermosa ciudad junto a la desembocadura del Río de la Plata. Ha cambiado, por cierto, pero siempre conserva ese aire un tanto provinciano y coloquial en la cual lo mejor de ella son sus habitantes. Hay calidez y camaradería sincera en cada uno de los montevideanos, gentileza para guiarte en tus inquietudes de turista, franca amistad en ilustres desconocidos que se cruzan con uno en el diario andar, como aquel conductor de ómnibus que nos diera una docta charla de política contingente, o esa dama que paseaba un perro chow-chow en la plaza Cagancha y que se puso a nuestra disposición para cualquier dificultad. No es frecuente encontar este tipo de conductas espontáneas, traducen una educación superior del habitante común, una actitud cívica frente al otro, una acogida que invita a regresar.

Acogiendo una generosa invitación de una amiga uruguaya, escritora, de quien pronto haremos una nota especial, fuimos a visitarla en su primorosa casita de veraneo en la Playa del Buceo. Hermosa vista, movilización a la puerta, variado comercio en la vecindad inmediata. Terraza con hamaca y brisa fresca. Ideal para descansar, gozar de la playa y empezar a explorar este nuevo Montevideo que se abría ante nuestros ojos.

Montevideo es quizás la más europea de las capitales latinoamericanas. Me recuerda, con sus ramblas costaneras, numerosas playas de doradas arenas y cuidados jardines frente al litoral, algunos toques de Niza y la Costa Azul francesa, o algunas localidades de la Costa del Sol española. Lasplaya-buceo.jpg grandes avenidas, que llaman bulevares, como Artigas o España, las diagonales, grandiosos monumentos, señoriales mansiones y edificios públicos de arquitectura impresionante, como la del Palacio Legislativo, plazas por doquier, algunas muy notables, como la Plaza Zabala, verdadero rincón parisino, miradores, extensos parques urbanos estratégicamente distribuidos para el solaz de todos los barrios, variedad de museos y una fortaleza en la cumbre de un cerro que domina el puerto y centro de la Ciudad Vieja con colosales vistas. Muy europeo.

Esta ciudad es conocida por los uruguayos, y con mucho orgullo, como “la ciudad verde”. Hay más de un millón de árboles repartidos por calles, parques y plazas. Uno por cada habitante de la capital, cumpliendo con la norma ideal preconizada por las Naciones Unidas. Algunas calles llegan a tener verdaderos túneles vegetales que hacen muy gratificante el camino al trabajo o de vuelta a casa. El ver vegetación, que cambia de colorido con las estaciones, contribuye a hacer más humana la vida urbana, con menos estrés, más oxígeno, con más salud y riqueza de vida.

puerta-ciudadela.jpgLa mejor manera de empezar la visita a Montevideo es dirigirse a la Ciudad Vieja. Aquí, frente a la Puerta de la Ciudadela, antiguo bastión que encerraba a la ciudad, se encuentra la Plaza de la Independencia con el memorial de Artigas, padre de la patria. El Palacio Salvo, imponente edificio del barroco italiano, alguna vez el edificio más alto de Sudamérica, domina el paisaje en una postal clásica de la ciudad. A través de la peatonal Sarandí, se dirigen los pasos hacia la Plaza de la Constitución, primera plaza de la ciudad, donde está la catedral de la Matriz y se establece una interesante feria de anticuarios y artesanos de categoría. Epecialmente los sábados, que se alegra con espectáculos callejeros. Luego hay que caminar hacia la Plaza Zabala, ya mencionada, y rematar a la hora del almuerzo en el Mercado del Puerto, verdadero centro culinario de las mejores parrilladas uruguayas. La algarabía reinante, la sinfonía de olores y sabores que asaltan nuestros sentidos, la visión de los asados en esas parrillas humeantes, dificilmenteplaza-indep.jpg serán pasadas por alto y terminaremos sentados allí, como plantados, esperando la llegada a nuestra mesa del mejor corte de carne asada en su punto justo. Hay mucho turista siempre y algunos locales tienen precios pensando en ellos. Hay que cotizar un poco antes de ceder a la tentación.

Los domingos se instala la feria de la calle Tristán Narvaja, allí en 18 de Julio frente al magnífico edificio de la Universidad de la República. Digna de recorrerla a cabalidad, hay ofertas increíbles de cuanto artículo uno se pueda imaginar. Compite de igual a igual con el Marché aux Puces de París o El Rastro madrileño. Encontramos hasta un escorpión egipcio enorme que se exponía en una caja de vidrio con arena y una esfingie dorada al centro. En una esquina descubrimos a “Los Sureños”, trío que cantaba igual que los afamados Nocheros. Su impresionante imitación nos obligó a adquirir un CD para contribuir a su mantención.

mercado-puerto.jpgMuchos edificios de la Ciudad Vieja están siendo restaurados. Nos pareció una política notable tratar de preservar esas fachadas de época con características de arquitectura irreemplazable en el día de hoy. Ya no se construye edificios de estilo, con artesonados y tallados en piedra, imágenes esculpidas ni blasones en los pórticos. Y aquí hay mucho de esto. Creo que en unos 5 años más esta parte de la ciudad será un área de preservación y observación de arquitectura histórica de nivel mundial. ¡Cuánto hemos perdido en Chile de este patrimonio! Y no todo es culpa de los terremotos, mucho hay de la avaricia destructiva para lucrar en terrenos de alta plusvalía deshaciéndose de “vejestorios” que, sin embargo, conservaban nuestro pasado, echandociudad-vieja.jpg abajo junto con ellos nuestra propia identidad, esa que también hemos ido perdiendo.

Es facil moverse en Montevideo. Hay una eficiente red de transporte urbano en cómodos buses. Cubren con sus recorridos toda la geografía de la ciudad. Pasan con frecuencia satisfactoria y los paraderos tienen letreros que identifican el número del bus y las calles por donde transitan. Así, es muy facil para el que no está habituado escoger el transporte que conviene. Los asientos de adelante, para embarazadas y discapacitados, nunca son ocupados por otras personas aunque el bus vaya lleno. buses.jpgNuevamente otra muestra de educación cívica que mencionaba más arriba. Los choferes y cobradores son muy relajados y amables. La gente se ve también muy suelta y tranquila, nadie grita, discute o apura para bajar o subir. Da gusto circular así, lo confieso. Un agrado ocupar la movilización pública. El pasaje cuesta unos 75 centavos de dólar (como 340 pesos chilenos) y no es necesario hacer trasbordos, probablemente nuestro recorrido sea suficiente para llevarnos a destino con un solo boleto. ¿Habrán venido a Montevideo los genios del Transantiago antes de echar a andar el monstruo santiaguino? Pareciera que no.

mall-p-carretas.jpgSi bien es cierto que hay algunos Malls comerciales de interés, el comercio minorista generalmente es de barrio, muy surtido y bien atendido. Hay una aproximación muy coloquial en estos negocios. Se atiende a la familia, al amigo, el vecino es parte de una comunidad conocida muy próxima a todos. Este mercadeo de barrio mantiene viva la tradición del buen vecino. Facilita la vida y la lleva un nivel muy humano. Como ví en España. Me gusta este estilo, tan distinto a la indiferencia impersonal del hipermercado. Un mall que vale la pena visitar es el de Punta Carretas. Moderno, pero instalado en un edificio reciclado de la que fuera la cárcel de alta seguridad de la nación. Conserva parte de los muros perimetrales, la entrada y dependencias administrativas, hoy alojando elegantes tiendas. Al interior, el monumental pórtico que daba entrada a las celdas de los detenidos, recibe a los compradores. Este recinto penal feroz albergó a muchos terroristas tupamaros en la década de los 70, que a veces protagonizaron fugas espectaculares dignas de una película de suspenso. Se comenta en la calle, con cierta malicia, que algunos políticos actuales y miembros del gabinete del presidente Tabaré Vásquez fueron huéspedes distinguidos de este penal y probablemente nunca vienen a comprar aquí. Tendrían que atravesar las mismas puertas que antaño hicieron no para tratar de vitrinear precisamente. Uruguay vive ahora un proceso político semejante al chileno donde muchos villanos del ayer son hoy elevados a la categoría de héroes y reciben culto a una memoria confrontacional. Varios antiguos terroristas son hoy líderes arropados con las blancas vestidulars de la democracia, persiguiendo a aquellos que los persiguieron en el pasado para evitar cruentas guerras civiles. La historia se puede ocultar y hasta tergiversar por algún tiempo, pero finalmente logra imponerse y aflora como un porfiado trozo de hielo que no es posible mantener sumergido con una mano.

La parrillada uruguaya se hace con leña, las brasas se van apilando en el lecho del brasero y las carnes se van asando lentamente con el calor del rescoldo de la madera. Esto da a la carne un sabor diferente a la cocción con carbón. Y es más sana, sin los residuos indeseables de la combustión del carbón, muchos de los cuales son cancerígenos reconocidos. Ya me dio hambre, iré a buscar una buena parrilla a la leña, dicen que “El Fogón”, en la calle San José, es de primer nivel. Alí estaré sin falta.

parque-rodo.jpg
Anuncios

3 Respuestas a “Montevideo, feliz reencuentro.

  1. Excelent photos man!!!! Barrio Buceo que lindo te veo!!! Best photos from Buceo that I’ve seen in the last 39 years. Well done!!!! Keep up the good work. Thanks…Aldo

  2. Excelente trabajo has realizado amigo! Hemos quedado asombrados con la fidelidad con que has descripto nuestra hermosa ciudad.. Felicitaciones! te enviamos un afectuoso saludo desde nuestra casa, que también es la tuya, Graciana, Vicky, Virginia y Walter

  3. Gracias!!! es un placer leer que alguien que nos visita se lleva tan grata impresión!

    Saludos desde Montevideo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s