Avila: entre el misticismo y el poder.

avila-puerta-del-alcazar.jpg

Un buen paseo por los alrededores de Madrid lleva, indefectiblemente, a la magnífica ciudad amurallada de Avila, situada a 112 km al noroeste de la capital. Es la ciudad capital de provincia más alta de España y la cuarta más alta de Europa, a 1.182 metros de altitud. Famosa por sus murallas del siglo XI mandadas a construir por el rey Alfonso VI después de reconquistar la ciudad a los árabes en 1.090. Los prisioneros musulmanes tardaron 9 años en levantarla. Hoy se preservan en forma insuperable y luce orgullosa con sus 88 torres que toman un color dorado con el sol del atardecer.
Visitamos esta localidad ya hace algunos años, pero estas piedras no han cambiado en siglos. Seguramente hoy están tal cual nosotros las vimos. Santa Teresa de Jesús vivió en este lugar y mucho de lo que se puede visitar en un día de turismo está vinculado a la vida y obra de la santa. Su casa natal, el museo, sus reliquias, entre las cuales destaca un dedo conservado en un pequeño relicario ¿Será auténtico? Incluso uno de los brazos momificados de la santa se dice que pertenecía a Franco personalmente. Es cuestión de fe. Cuentan por ahí que si juntáramos todas las astillas de la cruz de Cristo que se conservan como reliquias en diferentes partes del mundo, se podría construir un edificio tan grande como San Pedro de Roma. Puede ser exagerado igualmente, pero no cabe duda que hay más madera de esa cruz que la que conviene al volumen verdadero que pueda haber tenido.avila.jpg

Santa Teresa de Avila es patrona de España, junto con el Apóstol Santiago. Monja carmelita, reformó la vida de las religiosas de esta orden y creó conventos a través de toda la nación. Su verdadero valor estriba en la sensualidad mística que puso en su obra literaria al describir su relación con Cristo. Su autobiografía es un best seller de todos los tiempos.

El monasterio dominico de Santo Tomás fue convertido en palacio de verano por los Reyes Católicos Fernando e Isabel. La iglesia alberga la tumba del príncipe Juan, muerto a temprana edad y que dio paso a la sucesión de Carlos V. Otro famoso, el inquisidor Torquemada, está enterrado en la sacristía. Durante las guerras napoleónicas la iglesia fue empleada como cuadra para los caballos por las tropas francesas, lo cual provocó daños aún visibles.

Las murallas encierran un perímetro de 2 kilómetros y la mayor parte de los puntos de interés se encuentarn al interior de éstas. La impresionante Puerta del Alcázar destaca sobre las demás y junto a la Plaza de santa Teresa, la principal, están fuera de los muros.

Vale la pena una visita para quienes buscan acercarse a la historia heroica de España y tener contacto con el fervor religioso de una de las mentes más preclaras del misticismo español.

Anuncios

2 Respuestas a “Avila: entre el misticismo y el poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s