Bruselas: la plaza más linda del mundo.

bruxgrandplace1.jpg

Y así fue reconocida por Víctor Hugo. Y creo que tiene razón, es uno de los lugares más impresionantes que he visitado. Deja casi sin aliento ver esa magnificencia de edificios góticos de una arquitectura flamígera que rodea todo el perímetro de una explanada que está ahí desde hace siglos. El Grote Markt de antaño es hoy un lugar de atractivo turístico mundial. Y más cuando tienes la oportunidad de llegar justo en el día del Ommegang. Esta fiesta instituida en honor de Carlos I ó V de España, según se mire.

Llegamos a Bruselas desde Amsterdam en un tren de la tarde. Logramos alojamiento en un hotel cercano a la plaza, una verdadera ganga, con una habitación confortable en un edificio del siglo XVIII, cuarto piso sin ascensor, pero ambientado con rústica elegancia y aspecto de antiguo, justo para empaparnos de espíritu medieval. Salimos a dar una vuelta y degustar por primera vez un plato de “moules et frites”, típico belga, acompañado de una cerveza Stella Artois. Esta es la más difundida, lager y suave. Pero los belgas tienen más de 100 variedades de cerveza. Aquí los aficionados a los chocolates y a la cerveza encontraron su paraíso. Recuerdo que en un viaje posterior a este que relato me convidaron una Trapiste negra como aperitivo poco después de llegar desde Nueva York y practicamente en ayunas. Me pesqué un vértigo que me duró un mes. Claro, tenía 12 grados de alcohol, como un vino.

Era la noche del Ommegang, la celebración histórica más importante de Bélgica. Fiesta medieval de las cofradías que ommegang2.jpgdesfilan ante el emperador y su corte. Toda la plaza y algunas calles vecinas estaban embanderadas y con pendones bordados. Magnífico espectáculo. El desfile fue grandioso y lo presenciamos en primera fila, pues justo en ese momento salíamos de un restaurante ubicado en la esquina donde pasaba el corso. Después seguimos hacia la plaza, donde se jugaba una partida de ajedrez con figuras humanas y caballos de verdad, previo al espectáculo de luz y sonido con bailes y acrobacias de banderas. Nunca he visto un espectáculo público semejante en colorido, destreza y armonía.

ommegang22.jpgLas fiestas se cierran con una alfombra de flores que muestran los emblemas imperiales realizada a todo lo ancho y largo de la plaza gigantesca, hay fotos aéreas que se venden como souvenirs. Cada año cambia el diseño de la alfombra. Es un trabajo monumental y de gran belleza.

grand_place_2.jpgCerca de la plaza se encuentra una pequeña estatua de un niño desnudo que orina en una fuente pequeña, desde lo alto de una esquina. Es el Manneken Pis y la tradición lo obliga a tener disfrazado por la semana, con variados trajes y sombreros. Tal vez una ridiculez para muchos, pero es una atracción turística obligada en Bruselas. Esa ocasión lucía un traje de magistrado con toga y peluca.

 La Grand Place es el centro histórico-monumental de Bruselas y fue inscrita por la UNESCO en la lista del 1-grandplacebruxelles.jpgpatrimonio mundial en 1998. Entre las casas de los gremios (siglo XVII) de estilo barroco flamenco, se levantan el Ayuntamiento con una gran torre central (siglo XV),  obra capital del gótico flamígero. En el lado opuesto está la casa conocida como Maison du Roi, hoy museo municipal. Habitualmente muy concurrida, hay cafés y restaurantes con terrazas sobre la plaza. Los domingos hay un mercado de flores en un costado, dándole un colorido especial.

Anuncios

Una respuesta a “Bruselas: la plaza más linda del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s