Transantiago IV: Crónicas de las aventuras del caballero Sir Rheiner de Corta-Azahar frente al monstruo Transandragon, para liberar a la princesa Michelle.

dragon.jpgEsta epopeya comienza en un céntrico y remoto lugar de un país llamado Casijauja. El hermoso paraje está rodeado de cerros y montañas nevadas, ríos de aguas transparentes cruzan sus praderas, adornados por magníficos puentes.  Modernas carreteras concesionadas surcan el paisaje y atravesando las colinas, llevan a los afortunados con movilización propia hasta sus distantes destinos en un santiamén. Pero los aldeanos y paisanos se encuentran bajo el yugo de un feroz monstruo que con sus cien cabezas es capaz de dominar todo el territorio e impedir el libre desplazamiento de las familias: es Transandragon.

El engendro nació cuando Ric, el brujo del lago, propuso crearlo para exterminar a los cuervos depredadores que asolaban el valle contaminando todo con sus excrementos y graznidos enloquecedores. Una vez salido de la marmita diabólica, desplegó sus alas y lanzando un rugido horripilante en un coro atroz por sus cien cabezas, su aliento de fuego achicharró de un solo soplido a todos los cuervos.

Pareció que el objetivo buscado se cumplía. Todos felices. Los habitantes empezaron a salir a las avenidas a disfrutar del aire puro y el silencio. Pero con sorpresa vieron que el espacio estaba ahora controlado por Transandragon, ser omnipotente que empezó a dirigir la vida de todos. No dejaba que la gente se moviera con libertad, atrasos y ausencias empezaron a alterar los talleres. Se trastocó la vida en Casijauja. Algunos empezaron a echar de menos los tiempos de los cuervos. Sólo era más expedito transportarse por la red subterránea de túneles expresos, pero era tal el tumulto deseoso de hacer lo mismo que todo intento resultaba en vano con aglomeraciones insoportables.

La princesa Michelle veía con angustia desde las ventanas de su palacio de La Monada cómo se desorganizaba la principal ciudad de su hermoso reino de Casijauja. Mandó emisarios a conversar con Ric, el brujo del lago, para ver cómo neutralizar a Transandragon. Pero estaba inubicable al comienzo, y después, cuando se le encontró, se encogió de hombros y dijo: “pero qué duda cabe, chapeau por él”.

Ya la popularidad de la princesa iba en un descenso peligroso. Se prolongaba el caos y no estaba funcionando la conducción de Sir Mirror a la cabeza de los ahuyentadores de pánico. Había que hacer algo. Y pronto. Una genial idea cruzó por su mente y mandó llamar a su pajarero real: una paloma mensajera que pueda enviar un mensaje al campamento de Sir Rheiner de Corta-Azahar ahora mismo…Este noble y valiente caballero aceptará el desafío de controlar y domar a la bestia informe.

Con humildad, pero con gallardía, el campeón de la princesa se hizo presente en La Monada y empezó a delinear la estrategia a seguir. Poco a poco Transandragon pareció comprender las intenciones del caballero y se mostró menos agresivo. Incluso algunas cabezas sonrieron con espíritu colaborador. Las puertas del tesoro real parecieron abrirse generosamente para que Sir Rheiner no se fijara en gastos.

¿Logrará el héroe domeñar a la quimera? ¿Recuperará la princesa Michelle el amor del pueblo?¿Podrá salir aclamada en triunfo desde su castillo de La Monada? Si lo logra, será recordada por muchos siglos y aparecerá en las crónicas del reino para ilustración de las generaciones venideras. Al caballero Corta-Azahar harán monumentos y paseará llevando en alto los pendones dorados de la victoria montado en un domesticado Transandragon que lamerá sus manos con cálidos y perfumados suspiros cual bestia enamorada.

Y todos podrán así vivir felices para siempre gobernados con la alegría multicolor de la dinastía del Arcoiris.

——-

Imagen: “San Jorge y el dragón”. P.P. Rubens, escuela Flamenca, Museo del Prado, Madrid.

Anuncios

Una respuesta a “Transantiago IV: Crónicas de las aventuras del caballero Sir Rheiner de Corta-Azahar frente al monstruo Transandragon, para liberar a la princesa Michelle.

  1. Hola Ciro padre, tu hijo me recomendó leer tus escritos y la verdad es que este es uno de los que más me gustó.
    Muy gracioso! Felicitaciones, te invito a leer
    mis columnas en
    http://www.impactoregional.cl/?op=panchi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s