Maní: el auto de fe que sepultó a la historia maya.

mani02.JPG

Llegamos a este poblado ubicado a 80 kilómetros al sur de Mérida, en Yucatán, México, una calurosa mañana de febrero del 2001. Nuestra intención era explorar las extraordinarias ruinas del mundo maya que se pueden encontrar siguiendo los parques arqueológicos de la ruta Puuc, con Uxmal como plato de fondo. Y comenzamos a través de esta senda, atraídos por el curioso nombre de la localidad. Ya habíamos visto en el ayuntamiento de Valladolid, cerca de Chichén Itza, unas impresionantes pinturas que recordaban momentos de las guerras de castas, que tanto daño hicieron a los vestigios de la cultura maya, y en el de Mérida, uno del auto de fe en el cual fray Diego de Landa quemó miles de códices mayas y manifestaciones culturales que consideró heréticas, asumiendo un papel de inquisidor despiadado. Uno de estos cuadros, que mostraba al fraile en actitud de echar a un fuego casi infernal cientos de pliegos policromados, mostrando un rostro demencial, nos impresionó fuertemente y quisimos visitar el lugar donde estos acontecimientos tuvieron lugar.

Los historiadores ubican la fundación del pueblo de Maní a mediados del siglo XV, después de la destrucción de la famosa ciudad maya de Mayapán, donde Tutul Xiu había establecido la corte de su poderoso reino.El convento de Maní, tercero en antigüedad en esta región, se fundó en 1549, dos años después de haber empezado la evangelización de los indios mayas. Años después se contruyó la iglesia, consagrada a San Miguel Arcángel.

merida-ayunt02.JPGAl comienzo de la conquista, los frailes evangelizaban y trataban de evitar que los encomenderos maltrataran alos indios. Pero éstos se quejaban que los trabajadores abandonaban sus tareas para escuchar el Evangelio, lo cual creó tensiones y hasta violencia de parte de los colonos.

Landa llega a Yucatán en 1549 y es nombrado ayudante del guardián de Izamal. En 1552 ya es guardián y se le encarga construir un convento que sustituya a las chozas en que habitaban los franciscanos. En 1556 era custodio del Yucatán y primer definidor de la Provincia dentro de la orden franciscana. Cuando Yucatán y Guatemala formaron una sola provincia, fray Diego fue nombrado Provincial de la misma en 1561. Se le tenía por hombre virtuoso y prudente.

A pesar de las fuertes campañas de conversión, la antigua religión de los mayas no había desaparecido y sólo se encontraba escondida. Landa citaba y reprobaba en 1558 esta situación que tendría su punto culminante en 1562 cuando llega a Maní y constituye un tribunal religioso al que pronto convierte en Inquisición ordinaria. Los interrogatorios a los indios condujeron al decomiso de sus imágenes y piedras sagradas. En junio de 1562, siendo Landa provincial primero de la provincia yucateca, se descubre un “adoratorio” clandestino donde los mayas protegían sus creencias y su historia. Enterado Landa y apoyado por el alcalde mayor, toma por asalto el lugar, lo destruye e inicia juicio inquisitorio contra los indios.Tras el interrogatorio y tortura se realizó un gran Auto de Fe en Maní el 12 de julio de 1562 en que Landa hizo quemar unos 5000 ídolos, códices y objetos sagrados. Ya en 1558 había realizado una dura expedición punitiva en Chichen Itza y arrojado al Cenote Sagrado un valioso número de objetos sagrados tratando de desacreditar este lugar como sitio de veneración y peregrinación de la religión maya. Su excesivo celo y crueldad provocó la indignación de sus colegas y es acusado ante el rey y el Consejo de Indias por crear temor en la población e irritar a los indios y colonos.

Durante su defensa en España, logra publicar un libro donde relata aspectos de la cultura maya, interpretando desde su punto de vista, ciertas costumbres y formas culturales como el lenguaje y la escritura, que, en ningún caso, logran compensar el daño realizado al quemar los códices y elementos auténticos del saber mesoamericano. Fue finalmente absuelto y después nombrado obispo de Mérida, condición bajo la cual regresó a Yucatán en 1572. No sabemos si Diego de Landa llegó a arrepentirse de los atropellos cometidos (se le reconocieron más de 6.330 muertes de indígenas mayas entre ajusticiamientos y torturas). Lo que sí se puede asegurar a ciencia cierta es que el arrepentimiento jamás ha restituido la pérdida provocada, aunque consiga el perdón.

La iglesia de Maní es imponente. Domina todo el paisaje chato del pueblito. Entramos a la frialdad de su claustro para recorrer pasillos, viejas estancias, recovecos añosos y sombríos. Nuestra visita asustaba a pájaros que habían instalado sus nidos en las techumbres y canaletas. Estábamos solos en el enorme complejo religioso. El frescor al interior de los gruesos muros de piedra resultaba agradable e invitaba a permanecer allí por más tiempo. Pero un sentimiento de inquietud comenzó a invadirnos casi sin darnos cuenta. Empezamos a mirar hacia atrás casi en forma refleja, absurda, infantil. Por momentos, nos pareció que una sombra parecía seguir nuestros pasos y alguna puerta se cerró misteriosamente en el camino ya recorrido. Después de tomar apresuradamente varias fotografías, dejamos atrás a los fantasmas de fray Diego y sus inquisidores no sin cierto hormigueo en las espaldas.

Anuncios

18 Respuestas a “Maní: el auto de fe que sepultó a la historia maya.

  1. Como sucede invariablemente en las conquistas,los conquistadores no consultan las opiniones de los vencidos,simplemente imponen por la fuerza ,autoridad y criterios en deterioro de la historia y las costumbres de los otros.
    Pienso en fray Diego de landa..llegado yucatan en 1549…ya en 1562.s acreditan 4500 torturas,y 85 martirios en la hoguera,mas otros multados y ofendidos hasta alcanzar 6330 victimas entre los indígenas mayas,crimenes a los que se suma la destrucción de innumerables códices de su sabiduría.Sin enbargo …y a esto quería llegar ..con todo el respeto que me merece sus comentarios de su su viaje “”cicalmo””de recordar..nuestra historia..y este fray..mas que como el torturador ,que no se cansaba de decir..””sin tormentos no se puede aplicar la ley de DIOS””y fue reinvindicado ,como el hombre imspirado x el espíritu renacentista ….. espero esto no se repita con cierto pèrsonaje .. recen desaparecido.

  2. Amparo, no me saques el tema de contexto, es de mal gusto y parece estar de más.

  3. Algún día regresaremos y se arrepentirán de haber visto la luz… malditos españoles… maldita iglesia católica…Aún estamos vivos…aún creemos… Aún podemos matar…

    Los Xiues, en Chemax y Maní…
    Hunac Ceel y los Cocomes de Sotuta…
    Los Canules y Canchés de Calkiní y Sisal… y la Nueva Dinastía que emergerá el día final del Calendario…
    Vivos!

  4. Pingback: Maní: el auto de fe que sepultó a la historia maya

  5. No fue una conquista, fue una imvasiòn desalmada, destruyeron la hermosa ciudad de TOH, la actual merida. Una cultura maravillosa donde reinaba la paz, la armonìa y la sabidurìa.
    Los MAYAS hombres civilizados alejados de las armas y la guerra en comunicaciòn con el mundo sagrado que los rodea. Algun dìa volveran y reinaran para siempre!!

  6. LOS INVITO A QUE NOS ACOMPAÑEN EN MANI, YUCATAN A LA COMEMORACION DEL AUTO DE FE. EL 12 DE JULIO A LAS 6.00 PM EN EL ATRIO DE LA IGLESIA SAN MIGUEL ARCANGEL, EN LA CUAL PRESENTARAN UNA OBRA DE TEATRO BASADO EN ESE ACONTECIMIENTO HISTORICO QUE ENMARCA NUESTRA CULTURIZACION.

  7. jesus rodriguez mata

    Esta parte de nuestra historia debe ser difundida de la manera mas sencilla y generalizada hacia todas la poblacion para encender la conciencia de el daño que nos causaron los invasores en la mal llamada conquista y en la que la incultura europea ;vino a atropellar la alta profunda y muy superior cultura Maya

  8. NeryC. Barrera Gamboa

    Esta historia debe de ser impresa y manejada por libretos y a manera de cuento para que mayor número de personas tenga acceso a ella ya que estamos inmersos en ella, mucha gente la desconoce.

  9. Cuando el poderoso se levanta sobre el indefenso , suceden atropellos como el suceso de Maní, que no es único en este espacio ni en esta época , suele suceder en todos lados y en todos los tiempos, inclusive entre las personas de una misma etnia se presentan casos de descriminaciòn e injusticia , es que el ser humano de nombre nada mas, es una especie depredadora del ambiente, de otras especies y de la propia , el hombre en consenso es irracional y violento, mientras un hombre es justo hay mil que no lo son, ojalá dios se apiade de nosotros y reflexionemos de nuestra pobre existencia.

  10. me duele que ese señor haya echo eso lastima de dizque cultura y como dijo un escritor mexicano los europeas no nos trajeron la cultura nos trajeron la suya porque la de nuestros antepasados ya florecia con gran explendor viva mexico vivan nuestros antepasados maldito hernan cortez y toda su maldita raza

  11. Pablo: un poco más de tolerancia, sin fanatismos, y si vas a emplear el español, lenguaje que heredaste de esos españoles, hazlo correctamente. Si no, hazlo en Nahuatl.

  12. José Manuel Cab Hu

    In weet láak’e’ex ya’ab yaayaj ba’alo’ob uch tin ch’i’ibalo’on. Bale’ ma’ k’abéet u lúubul óoli’.

  13. Cicalmo, tu señalamiento es de un racismo intolerable…. Bastaba con que ejercieras tu TOLERANCIA y le dijeras a pablo que para rebatir por escrito hay que mejorar la ortografía; ni era necesario responder con tu desdén racista hacia el náhuatl, su racismo a la inversa. No heredamos vuestra lengua, nos la impusieron luego de destruir nuestra cultura y nuestros libros, que el bruto de Landa ni siquiera sabía que eran tales. Si vas a combatir el fanatismo, no uses expresiones funcionalmente peyorativas. Y de paso: en América se habla mejor castellano que en España, cuyo uso de esta lengua se encuentra plagado de galicismos y anglicismos.

    • Gabriela: respeto mucho la cultura mexicana y soy un gran admirador de México. Por eso escribi la entrada, como protesta del barbarismo de los españoles conquitadores que, con el fanatismo de la fe, destruyeron un legado maravilloso del pueblo maya. Hay que entender un poco la idiosincracia de esos años. La Iglesia dominaba los imperios y la conciencia de los europeos occidentales. No era de extrañar que se pretendiera que todos fueran cristianos, por la cruz o la espada. Está el ejemplo de las Cruzadas. Y mi comentario fue sólo para defender el correcto uso de nuestro idioma que, lo queramos o no, es el español. Y hablarlo y escribirlo bien es también un signo de cultura.

  14. Miguel Tùn Osorio

    Amigos: Imagìnense, con lo poco que se salvò de esta horrible accion, hemos conocido, aprendido mucho de la Cultura de nuestros ancestros Mayas; que hubiera sido, si lo hubièramos tenido todo. Ahora, Hermanos Mayas, cuidemos, conservemos lo que tenemos, principalmente nuestro idioma. Saludos, desde Valladolid, Yucatan, Miguel Tùn Osorio.

  15. Sin darse cuenta dia a dia, hay mas pruebas que recalcan que las diferentes culturas de el nuebo mundo osea nuestro continente emigro de jerusalen es por esos ellos ya tenian una divinidad bien definida la cual los españoles no podian conbatir con la fe de los nativos de aqui en america fue una de las grandes razones por las cual Delanda se bio obligado a destruir cada una de las evidecias de nuestra cultura, para poder imponer su religion y culminar sui propocito en la conquista.

    existen mucho mas razones pero la mas relebante es esa. exite un unico libro que Habla referente a nuestros antiguos padres que vivieron aqui en nustro continente y encaja muy bien en cuanto a la geografia de nustros estados y este libro es el libro de mormon. Y a pesar de eso hoy es rechasado por muchos nativos sin darse cuenta que en el se encuentra la historia de la relacion de dios con los indigenas americanos.

  16. Victor Martinez viana.

    ^Por favor, repasen bien la historia de Fray Diego de Landa y luego digan la verdad. Todos los historiadores mal llamados, dicen que no dejó ningún códice, hoy ya en el mundo aparecen 484. Nada mas existían 3, luego aparece otro. Según Landa y como ejemplo, dice en sus relaciones que en Izamal había 12 pirámides, hoy solo existen 7. ¿ se las trajo a su ciudad de Cifuentes España?, que yo sepa en su pueblo y el mío, no hay ninguna. Y así todo lo demás. VICTOR MARTINEZ VIANA.

  17. Pingback: El viaje a Oxkutzcab | Think, eat, travel…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s