Agua es salud: SPA, baños y termas.

El verdadero origen del término SPA sin lugar a dudas proviene del nombre de la villa de Spa, ubicada en la Provincia de Lieja, en Bélgica. En este lugar tuvieron cierta fama unos baños romanos con aguas que aseguraban poseían propiedades curativas para enfermedades de índole reumática. Hoy se entiende por SPA cualquier centro de hidroterapia que contemple aguas temperadas, naturales o no, con chorros de hidromasaje, baños de barro o aromaterapia. El agua el es elemento fundamental del SPA. De allí que algunos hayan latinizado el concepto asegurando que viene de “salut per acquam”. Pero no, el mérito le corresponde sin posibilidad de error a Spa, la villa “perla de las Ardenas”.

termas-de-dioclesiano.jpgDetengámosnos un momento para analizar algo del origen de la afición por los baños y las aguas cálidas de las termas. Es un capítulo de la historia digno de ser contado, ya que pudo influir muy poderosamente en las costumbres actuales orientadas a este tipo de actividades lúdico-medicinales.

Los antiguos romanos tenían gran afición a los baños e iniciaron la generalización de estos hábitos en todo el vasto Imperio de Roma con la construcción de termas. Fueron complejos sanitarios y lúdico-deportivos, equivalente a los baños públicos, que representaron una de las más sorprendentes y admirables realizaciones de la civilización romana. Esta clase de establecimientos fue inaugurada por Agripa, el amigo y colaborador del emperador Augusto, en el últmo cuarto del siglo I AC con la construcción del primer complejo termal en el Campo de Marte. A partir de ahí se multiplicaron abarcando todos los confines del Imperio. De alguna manera esto supuso una democratización del placer de los baños que antes estaba reservado exclusivamente a los propietarios de grandes villas. Todos, incluidos los esclavos, tenían derecho a bañarse en sus instalaciones, que contaban con baños de agua caliente, templada y fría y hasta con un masajista que tonificaba la piel con aceites esenciales.

Rápidamente empezó una competición entre los emperadores para ofrecer a sus ciudadanos unas termas cada vez más grandes. Así, los 3.000 metros cuadrados de las termas de Nerón quedaron rápidamente superados por los 110.000 metros cuadrados deTrajano y éstos, a su vez, lo fueron por los 140.000 de Caracalla. El récord lo marcan los 150.000 metros cuadrados de las termas de Diocleciano, que albergaban a 3.000 bañistas al día.

Los romanos idearon un sistema de calefacción muy ingenioso, tanto para las aguas como para el recinto mismo. El piso se soportaba sobre pilares dejando un espacio hueco debajo por el cual circulaba aire caliente desde una caldera subterránea que calentaba el agua. Lo mismo pasaba en las paredes, a través de celdas huecas que permitían la circulación del aire caliente. El agua se enviaba a los baños a través de tuberías. Este sistema, que aprovechaba el calor el fuego para temperar el ambiente y el agua al mismo tiempo, desde el subsuelo, se conocía como hypokausis.

Siguiendo la distribución de las termas de Caracalla, imponentes por cierto, el bañista entraba primero a un cuarto o vestidor, el apodyterium, donde se desnudaba. Tenía bancos de piedra en la periferia con hornacinas en las paredes, adornadas con bellas figuras y estatuas de dioses, donde se dejaba la ropa. Como no podían cerrarse, generalmente un esclavo se quedaba a cuidar las pertenencias individuales. Desde aquí se pasaba al tepidarium, gran recinto tibio abovedado donde el bañista se preparaba para la experiencia del cambio de temperaturas entre frío y caliente. Tenía bancos de mármol y profusa ornamentación de mosaicos con figuras acuáticas, como delfines, en paredes y el piso. Se pasaba luego al caldarium, piscina de agua caliente donde se acostumbraba a efectuar el aseo, frotándose la piel entre todos los participantes con diversos tipos de raspadores. Finalmente, se pasaba al frigidarium o piscina de agua fría, sin techo, de grandes dimensiones, donde se podía nadar. En un sector circular pequeño, fuertemente calentado y seco, el laconicum, que semejaba nuestros modernos saunas, se usaba para sudar. Se podía refrescar el ambiente mediante un sistema de poleas que levantaba y cerraba el techo metálico a modo de un tapón. Se podía finalizar la sesión con masajes efectuados por esclavos especializados mezclando aceites y esencias, terminando “como nuevo”, relajado y perfumado.

El complejo de edificios de baños o termas incluía también otras actividades muy estimadas por los concurrentes. Salas de reunión o conferencias, bibliotecas de papiros, salas de conversación o gimnasia, campos de deportes, las palestrae, donde se jugaba pelota, lucha, pruebas atléticas. Todos los recintos adornados con obras de arte, primorosos jardines con fuentes y surtidores (nymphaea), ya que estaban destinados a preservar no sólo la belleza del cuerpo, sino también la del espíritu. Había puestos de venta de comestibles y otros artículos, un verdadero “snack”.

En los baños se mezclaba amablemente todo el pueblo. Democráticamente, a veces hasta el mismo emperador concurría para compartir con el pueblo, como hicieron Tito y Adriano. Cada mediodía se abrían estos complejos y se cerraban a la puesta del sol. Había lugares para hombres y mujeres, o se empleaban en horarios diferidos cuando su tamaño era menor. En todo caso, muchos funcionaron en calidad de asistencia mixta.

La terma romana era toda una experiencia ciudadana. Una magnífica ocasión de gozar de las bondades de una sesión de exaltación sensorial y deleitarse admirando un entorno finamente ornamentado y pleno de obras de arte y colorido que fomentaba el amor por la belleza y el lujo. Y al cual todos tenían acceso, pues se cobraba una cantidad muy exigua para entrar. Como pertenecían al Estado, éste las arrendaba a un administrador o conductor por una suma definida anual, pero a veces un magnate pagaba esa tarifa para regalarla al pueblo liberando el pago, como hizo Agripa cuando fue edil el año 33 AC.

Con los baños públicos, los emperadores enriquecieron el arte y despertaron en amplias capas de la población el sentido de la belleza. Satisfacción a los ojos, recreo y tranquilidad a sus almas. Fuente de educación física, higiene, ejercicios deportivos y conservación de la salud del pueblo. Como dijo Juvenal, “mens sana in corpore sano”.

Las termas más famosas de Roma son las de Caracalla y de Diocleciano. Las ruinas del colosal tepidarium de las primeras son hoy escenario de conciertos y óperas. Hoy en día, la Plaza de la Repubblica traza la linea de la gran exedra (sala de conversación y gimnasia) de las termas de Dioclesiano en frente de la cual se encontraban el calidario, tepidario y basilika, transformados en el 1561 por Miguel Angel en la iglesia de Santa Maria de los Angeles. Los edificios que rodean Santa Maria de los Angeles son también partes recicladas de las Termas de Diocleciano, incluyendo la iglesia redonda de San Bernardo y el edificio redondo en la esquina de Via Viminale y Via di Terme di Diocleziano. Inmediatamente a la izquierda de la iglesia, otro calidarium fue antiguamente usado como planetario y es hoy el Aula Octogonal, parte del Museo Nacional Romano. Es una sala con domo que contiene estatuas de mármol tomadas de las termas de Caracalla y Diocleciano, y dos notables estatuas de un boxeador y un atleta del Colle Quirinale. Las excavaciones muestran los hornos para calentar el agua de las termas y los cimientos de otro edificio del tiempo de Diocleciano.

terma-romana.jpgOtros bellos ejemplos los encontramos fuera de Roma. Muy preservados. Como ocurre en la ciudad de Bath en Inglaterra, única fuente de agua termal natural del Reino Unido. Aprovechada por los romanos al fundar la ciudad de Aquae Sulis a orillas del río Avon en el siglo I DC, y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987.

La Región de la Araucanía es la región termal de Chile. Doce establecimientos de gran nivel y aguas naturalmente temperadas con propiedades curativas para diversos padecimientos, debido a las diferentes sales que contienen, hacen de nuestra región un lugar predilecto para disfrutar la experiencia del SPA natural. La belleza y el lujo de Roma es reemplazado aquí por la exuberancia de un paisaje nativo y bellas montañas nevadas, volcanes en actividad, cielos de una trasparencia embriagante y un potencial de energía mística que se mezcla con el folklor ancestral.

Anuncios

2 Respuestas a “Agua es salud: SPA, baños y termas.

  1. APRECIADOS AMIGOS:

    En nombre de la Organización Termal Los Cerros, me es grato dirigirme a Usted y por su digno intermedio ante quien corresponda, a los fines de invitarle a participar de la:

    PRIMERA JORNADA INTERPROVINCIAL DE TERMALISMO – TURISMO – SALUD LA RIOJA 2010 AÑO DEL BICENTENARIO

    a realizarse en el Colegio Provincial Nº 5 Coronel Felipe Varela ubicado en la Calle Loma Blanca y 26 del Barrio Infantería de La Rioja el día 29 de Julio de 2010; por lo que solicito a Usted lo considere de Interés para todas las Áreas de su incumbencia; y con ello darle la mayor difusión posible.

    Con la presente adjunto Programación General y Ejes Temáticos para su mayor Información y Participación.

    Agradeciendo desde ya su desinteresada colaboración y sin otro particular, hago propicia la oportunidad para saludarle con la mayor consideración y respeto.

    DR. JORGE SUFAN GONZALEZ
    PRESIDENTE

  2. Do You Want To Learn More About Aromatheraphy?
    You can visit :
    AROMATHERAPHY FOR BODY AND SOUL
    http://aromatheraphy-4-bodynsoul.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s