Lácteos y colon irritable.

Hoy sabemos que un 40 % de la población chilena es intolerante a la lactosa y que hasta el 90 % de la población general la padecerá en algún momento de su vida, según información del INTA. La lactosa es el azúcar presente en la leche y está formado por dos moléculas: una de glucosa y otra de galactosa, monosacárido propio de la leche. Se digiere en el intestino delgado mediante una enzima, llamada lactasa, ubicada en las vellosidades intestinales. Esta enzima empieza a escasear después de la adolescencia y por eso muchos adultos llegan a ser intolerantes a la lactosa.

El colon irritable (colon espástico, trastorno digestivo funcional o TDF) ha pasado a constituir uno de los males o alteraciones más prevalentes en la población occidental. Algunos individuos lo llevan en forma crónica y sufren toda la vida de crisis más o menos frecuentes de estreñimiento con dolor y distensión del abdomen, en la forma hipotónica, o diarreas de intensidad variable con dolor cólico intestinal, a veces acompañadas de vómitos y que pueden llegar hasta la deshidratación, en la variedad hipertónica. Ambas formas pueden ocurrir en cualquier momento, más bien inducidas por crisis emocionales que secundarias a alimentos en mal estado. Los individuos tienden a mantener el patrón tipo de respuesta personal en una u otra variedad.

Los lácteos son un factor de empeoramiento de la condición intestinal en los portadores de colon irritable y de intolerancia a la lactosa, condición muy frecuente como veíamos al comienzo. La lactosa mal digerida llega al intestino grueso donde la flora intestinal la metaboliza en condiciones de anaerobiosis, es decir, con poco oxígeno, descomponiendo los azúcares y generando elevada cantidad de residuos gaseosos, como metano, hidrógeno, anhídrico carbónico. Estos gases distienden el intestino, irritan las mucosas y pueden hasta ser causantes de mal aliento, ya que una proporción de ellos se absorbe y es eliminada por la respiración.

Si la cantidad de lactosa que está llegando al intestino bajo es suficiente, muchas bacterias del colon pueden llegar a colonizar el intestino delgado, lo que se conoce con el nombre de sobrecrecimiento bacteriano intestinal, causa frecuente de diarrea, muy mal olor de las fecas y gases, dolores cólicos recurrentes y escasa tolerancia alimentaria en general. Se mejora drásticamente suprimiendo los lácteos y con antibióticos apropiados por algunos días.

La población gusta de tomar mucha leche. Está avalada esta costumbre por la tradición, la educación, la publicidad ostentosa de los productores de leche, el valor nutritivo, el precio económico, su ubicuidad, las facilidades para obtenerla de las vacas, en fin, múltiples razones.

Pero, ¿es siempre tan saludable tomar leche de vaca? ¿No habrá detrás de esta costumbre muchos mitos que conviene clarificar?

Primero que nada, el hombre es el único mamífero que sigue lactando en la adultez, y peor aún, una leche de otra especie que no es la propia. Exacto, ingiere leche de las vacas, que la fabrican para sus hijos, los terneros. Por lo tanto, se alimentan de proteínas extrañas. Algunos llaman a la leche “la carne líquida”. Con todos los problemas que eso acarrea. La naturaleza ha determinado que los mamíferos se alimenten de la leche materna por algún tiempo, mientras madure su aparato digestivo que les permita digerir su dieta definitiva, y después nada más. El hombre inventa otras variaciones de lo natural y muchas veces sólo logra crear monstruos.

¿Y el calcio? ¿No es fundamental para los huesos? Efectivamente, medio litro de leche entera contiene 600 mg de calcio, la mitad de los requerimientos de un adulto mayor en el día. Pero, ¿se absorben? Hay dudas. Según Harvey y Marilyn Diamond, la caseína (proteína) de la leche inhibe la absorción del calcio. Además, la relación calcio/fósforo de la leche de vaca no está bien proporcionada para el hombre, es demasiado elevada en fósforo y esto acidifica el medio interno, pues el fósforo se absorbe muy bien en forma pasiva, obligando al hueso a liberar calcio para neutralizar la acidez, lo cual provocaría un efecto incluso contrario al que se busca.

Las fuentes de calcio natural, presente en otras formas de alimentación, sí son bien absorbidas y nuestro aparato digestivo está preparado para ellas. El tofú es una de las mejores fuentes de calcio, más si se prepara usando sulfato de calcio. Hortalizas de hojas verdes, semillas, higos secos y nueces proporcionan una excelente alternativa a la leche. El agua común puede aportar hasta 200 mg al día por litro. No hay que olvidar a las algas marinas, son un rico alimento generoso en calcio.

Tabla demostrativa. Cantidad de alimento en gramos que aportan 100 mg de calcio:

  • Almendras                   42
  • Nueces del Brasil         59
  • Harina de soja              44
  • Harina de avena          192
  • Pan integral                 185
  • Melazas negras            20
  • Higos secos                 40
  • Perejil                          50
  • Col rizada                     67

No es el propósito de esta entrada comentar todas las alternativas de los riesgos para la salud humana que puede conllevar la alimentación con leche de vaca, que son variados, sino destacar que los lácteos han pasado a constituir un elemento nocivo de valor significativo para la evolución del colon irritable, a través de la deficiencia de lactasa presente en la mayor parte de la población adulta. Su restricción es fundamental para aliviar la gravativa sintomatología de estos enfermos.

Anuncios

14 Respuestas a “Lácteos y colon irritable.

  1. Muy buen articulo.
    Gracias

  2. Excelente el articulo, esto da para botar una cantidad de mitos acerca de la leche.
    Es decir que los productores de leche cada dia nos engañan con sus publicidades haciendonos creer q es beneficiosa para nuestro organismo

  3. Muy bueno este articulo sufro de colon irritable desde el 2008 y es justo el tiempo que viajo a una provincia en Peru netamente lechera DONDE APROVECHE PARA TOMAR LECHE en cantidades normales por que siempre me afecto la lactosa y justo este año fue donde aparacieron mis diarreas y gases

  4. Excelente artículo, estoy completamente de acuerdo, tengo aproximadamente 6 años, oígase bien, 6 años sufriendo de colon irritable, desde entonces religiosamente cada año me tengo que someter a ese exámen tan incómodo como es la colonoscopia por temor a padecer de otra enfermedad, a pesar de los medicamentos que me mandaban cada día me sentía peor, estuve a punto de irme a un oncológico por temor a un cáncer. Opté, por mi propia cuenta llevar un control de alimentación tomando nota lo que comía diariamente, con este control confirmé mis sospechas, cuando consumía lácteos el dia siguiente amanecia mal del estòmago, hasta que decidí dejar los lácteos por completo y hoy no me lo van a creer, después del tiempo que indico arriba me siento otra persona, mi estómago ha mejorado increiblemente, por esto ruego a todas esas personas que sufren de este mal, no consuman lácteos y verán el vuelco que les dará la vida.

  5. Para los interesados en alimentarse sin lácteos.

    http://dietasinlacteos.foroactivo.net/index.htm

  6. hoy leyendo tantos buenos comentarios y sintiendome con un dolor del colon hago consiencia en que tengo que cuidarme en la alimentacion

  7. Le agradezco mucho este articulo yo padezco desde hace varios años este problema me han realizado dos colonoscopias, y nadie me ha comentado nunca que la leche me daria problemas al consumirla a parte de sus derivados ha sido ahora que estoy padeciendo una crisis cuando he notado que al dejar de tomarla por unos dias he notado mejorado.
    Gracias.

  8. muy bueno el articulo,para que todos se den cuenta de los mitos de la leche ,el daño que nos puede crear,sobre todo en un extenso tiempo………
    se puede remplazar el calcio ….
    prueben por unos dias y notaran un cambio increible…..
    saludos.

  9. Es muy buen articulo , gracias por esa recomendacion , yo me mejorè muchisimo cuando dejè los làcteos completamente, no son necesarios para vivir mas bien es
    mejor buscar otros alimentos mas sanos y ricos que nos nos dañen el colon, Gracias por su recomendaciòn.

  10. Hola, millones de gracias por la claridad para explicar el tema. Necesitaria saber que verduras se pueden comer con colon irritable, ya que me han dado un dieta muy limitada, calabaza, zapallo, zapallito y chaucha. Pero no coincido 100% con esta dieta.

  11. Muy buen articulo doctora aparte de eliminar los lácteos como se puede restablecer el estomago con la encima lactada

  12. Gracias por este articulo de verdad estoy sorprendido ya que tambien sufro de llenura y de malestares estomacales que me afectan el colom y se que la leche tiene que ver con todos estos problemas. gracias nuevamente.

  13. Uffffff estoy muy contenta ya que con este articulo confirmo mis sospechas y preocupaciones seguire al pie de la letra estas recomendaciones. el estamago es un organo muy importante ya que de su buen funcionamiento depende el resto del tracto digestivo. UUUFFFFFFFF. no mas leche. tomare leche de SOJA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s