Radioterapia en Valdivia.

El Ministerio de Salud invirtió fuerte en un Servicio de Radioterapia moderno y técnicamente de punta en la ciudad de Valdivia. Por qué no lo hizo en Temuco, lo ignoro, pero el caso es que se construyó allá. Si nos remitimos a la información estadística oficial del MINSAL, la X Región de Los Lagos tiene más habitantes y más casos de cáncer que la IX Región de la Araucanía. Tal vez fueron argumentos suficientes considerados por la autoridad en el momento de decidir.

Y ese es el lugar donde los pacientes de cáncer que requieran este tipo de tratamiento, provenientes de las cuatro últimas regiones del país, obtendrán las máximas alternativas terapéuticas. Tanto profesionalmente como en equipo, el centro es el mejor dotado del sur de Chile.

 

Esta decisión del Estado ha causado escozor en Temuco. Es comprensible. Pero no justificable, a mi entender. La mejor terapia está a 100 kilómetros de distancia. Si hay facilidades y confort para el paciente y un acompañante, ¿en qué radica el problema? ¿En la incomodidad del desplazamiento? El centro de cirugía cardiovascular de Temuco es el de referencia para esta patología, con pacientes mucho más numerosos que aquellos de cáncer sometibles a radioterapia, y sin embargo ellos deben viajar a nuestra ciudad sin quejarse para poder ser atendidos en propiedad. Los traslados y acogidas con comodidad para pacientes y acompañantes durante el periodo de terapia son mucho más económicos para el Estado, en esta etapa, que invertir replicando centros de excelencia que quedarán con capacidades ociosas por mucho tiempo. Esos fondos pueden ser destinados ahora para otras inversiones más provechosas (ver artículo “Hospital de Chaitén…”).

 

Hoy en día, más que nunca, no hay que gastar la pólvora en gallinazos. Si se va a efectuar una lucha en campañas públicas, reuniendo firmas, tratando de hacer presión con la comunidad para lograr algo en salud, me parece de más utilidad hacerlo para conseguir que los pacientes comunes y corrientes, esos que están aquejados de enfermedades habituales, pero importantes, los pobres pacientes sufrientes de la Araucanía, aquellos que no consiguen hora para especialistas ni menos para someterse a las cirugías necesarias, obtengan estos servicios con prontitud. Tengo en mi poder muchos ejemplos patéticos documentados de insuficiencia de servicio y aquí muestro dos que sólo son botones de muestra. Como el caso de esa señora joven todavía que debe ser operada de un prolapso genital, que no se va a morir de esta condición, pero cualquier mujer que sufra de un problema semejante sabe lo que significa, y ha obtenido, finalmente, hora para optar a un pabellón: debe concurrir al Hospital Regional el 26 de noviembre…¡de 2007! Sí, no me equivoqué al escribir, el año que viene. Para que le den fecha de pabellón, no para ser intervenida. Y otro caso de un paciente de edad que debía ser intervenido de la vesícula, fue llamado a su domicilio, gentileza que hay que agradecer en los nuevos sistemas de atención al público, para que concurriera al Hospital porque finalmente el especialista lo iba a evaluar para ser intervenido, pero lamentablemente esta disponibilidad tuvo lugar tres meses después que el caballero había sido sepultado.

 

Suenan a bromas macabras. Pero no es chiste. Debe haber miles de casos de insatisfacción de atención de los servicios de salud públicos. Como hay también muchísimos de buena y eficiente atención. Lo que pasa es que la cobertura está sobrepasada, no ha habido una organización eficiente. No se cuestiona la voluntad de los profesionales ni la capacidad de trabajo de los equipos de salud. Hacen lo que pueden la mayor de las veces. El sistema funciona mal. Así como hay consenso que la educación está cojeando, debería crearse consenso que la salud también requiere de una terapia urgente que no radica en el aumento de los presupuestos.

 

¡Quizás una campaña para reunir firmas en este sentido agotaría los cuadernos disponibles en plaza!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s