Palabras que no existen…, pero que se usan a diario.

¿Se han fijado en la cantidad de palabras extrañas que empleamos cada día creyendo que estamos enriqueciendo nuestro vocabulario al incluirlas en nuestro léxico cotidiano? Y muchos ni saben que esos vocablos ni siquiera existen en la lengua castellana. Me he tomado la libertad de indagar sobre algunos de ellos, muy frecuentemente empleados por periodistas, locutores, políticos, comentaristas, periódicos, artistas y gente de a pie. Acuanauta: no existe este término. Si se refiere a alguien que navega, mejor sería decir marino, marinero, navegante.

Agendamiento: barbarismo que se desea relacionar con agendar, que tampoco existe. Más bien hay que decir calendarización, poner anticipadamente las acciones a realizar en fechas definidas, antes de un período determinado. Este término se lo he escuchado al mismísimo presidente de la Ilustrísima Corte Suprema de la nación.

Chopería o shopería: no existen, la palabra correcta es cervecería.

Complejizando: este término se lo escuché a una notera de TVN. Quizás se quiso referir a complicando, haciendo más compleja una situación. Es una lástima que hasta la gente profesional de las comunicaciones no sepa expresarse en el español adecuado. Los neologismos nos abruman.

Contextuado: escuché esta palabra que no existe para referirse a un sujeto con muy buena contextura corporal, vigoroso. Creo que lo que corresponde es hacerlo mediante el vocablo fornido.

Dentrar: si se refiere a penetrar o acceder al interior de algo, la palabra correcta es entrar. Sin embargo, existe “adentrarse”, derivado de adentro.

Engalanamiento: si se refiere al acto de engalanar, esta acepción no existe. Adornamiento sería el término apropiado para mencionar la acción de embellecer, adornar, poner galanura a algo.

Explosar: no sé de dónde sacaron este término. El verbo correcto es explotar o explosionar. Lo he escuchado de bocas de insignes autoridades militares, carabineros y otras personas del ámbito político. Incluso escrito por la prensa. Es curioso, pero hay quienes pretenden deformar nuestro idioma creando neologismos o barbarismos que no contribuyen para nada a enriquecer nuestra hermosa lengua.

Fatigamiento: un barbarismo que pretende referirse al acto de fatigarse. La palabra acertada es simplemente fatiga.

Gigantografía: se refiere a grandes impresiones para la publicidad u otros fines. Pero no en este término, que no existe en el castellano.

Hueviche: no existe. Si se quiere aludir a una estupidez o malestar, esos son los términos correctos.

Indisciplinario: referido a la indisciplina, podría tratarse de quien se dedica a estudiar este tipo de comportamiento como una ciencia, pero no existe tal cosa. En cambio sí existe disciplinario, relativo a la disciplina, o referido a un cuerpo militar realizado con penados o reos.

Palogrueso: no existe. Si se refiere a un hombre poderoso o rico, cabe principal, destacado, ricacho, magnate.

Restaurant: esta palabra es francesa. Se emplea mucho y mal escrita, a veces. Es mejor emplear el castellano, que tiene la acepción restaurante o restorán.

Ricachón: a propósito de lo anterior, esta acepción no se encuentra en el diccionario, sino ricacho, que se refiere a un nuevo rico, con dinero, pero con escasa cultura.

Sánguche: como tal, no existe, pero esta palabra deriva del inglés y está aceptada en la lengua castellana como sándwich, referida al emparedado o bocadillo, como le llaman en España. Alimento realizado con dos rebanadas de pan de molde que encierran jamón, queso o vegetales y que se adjudica a J. Montagu, cuarto conde de Sandwich, del que se cuenta que se alimentó de esta forma para no interrumpir una partida de cartas (1718-1792).

Señalética: término con el cual se indica algún tipo de instrucción vial o de circulación. Este vocablo no existe en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Es un neologismo algo absurdo, ya que hay en nuestra lengua términos que designan ese concepto sin más trámite ni retruécano: señalización.

Hay muchas otras que se pueden encontrar, es casi un juego descubrirlas, lo cual resulta bastante educativo. Queda abierta la opción de colaborar con este blog agregando las que ustedes crean oportunas e interesante de comentar.

About these ads

20 Respuestas a “Palabras que no existen…, pero que se usan a diario.

  1. me parece muy interesante tu articulo justamente en el intento por mejorar mi vocavulario y ampliar mi lexico di con esta pagina por lo demas muchas gracias por brindar cultura.
    saludossss

  2. se nota que debes tener harto tiempo…de ocio

  3. me parece muy bien este articulo, ya que por lo general el chileno tiene un léxico muy bajo por que e general durante todo el dia tan solo ocupamos 70 palabras diarias.

  4. Restaurant y ricachón son las únicas palabras que utilizo. Las demás, nunca las había si quiera escuchado.

  5. no encuentro lo q me piden son palabras q no se encuentra en el diccionario :) :P

  6. y q importa? si hay no se cuantas miles de palabras en el diccionario en algun momento se inventaron, lo q entiendo es q te encantas las leyes y normas y desestimas las creatividad

  7. El sentido principal de las palabras es la comunicación, si hablamos bien o hablamos mal no se define en como pronunciamos las palabras o si utilizamos la palabra correcta sino en el entendimiento de nuestro medio social. Si nos entendemos en un grupo determinado hablando garabatos, no hay problema. El problema esta en saber como hablar dependiendo en que medio nos encontramos.
    Por lo demás, muchas de las palabras que actualmente están en nuestro idioma tuvieron sus comienzos como “malas palabras” que nacieron en diferentes sectores socio-económicos, se popularizaron hasta que se convierten en parte de un lenguaje masivo y que finalmente son aceptadas por la real academia de la lengua.
    “puedo inventar mis propias palabras, crear un lenguaje y si se utiliza en masa, terminara siendo un idioma” (es una exageración)

  8. me ayudo a hacer la tarea :p geniial

  9. Sí, es cierto “el uso prevalece” y muchas palabras terminan siendo aceptadas por la autoridad, en nuestro caso la R.A.E. Pero seamos libres de expresar nuestro desagrado ante algunas, que en lo personal por ejemplo encuentro detestables, tales como “explosar” (lo correcto es explotar, explosionar o detonar, aunque no lo crean los “explosadores”), “accesar” (lo correcto es “acceder”), etc., A mí me cargaba “posicionar” (cuando existía “situar”, “colocar”, “disponer”, …), “distensión” (queriendo decir alivio de la tensión, cuando anatomicamente significaba “producir una tensión violenta en alguna parte del cuerpo”), pero terminaron siendo aceptadas por la RAE para sus respectivos nuevos usos. En Venezuela de tanto usarlo con ese sentido la RAE terminó aceptando que en ese país la palabra “obstinado” significa “hastiado” (en lugar de porfiado, terco o empecinado).

  10. ngdf
    tfgfgf

  11. brumeando,agiliscosos, giroscaban,limazones,banerrando,váparas , mimosos,fruncían,borogobios,momio,rantas,murgiflaba.

  12. Gerimoth Diaz C. Que bueno sería que todos luchemos por erradicar ese mal uso de terminología rebuscada. Los comunicadores y periodistas son los que pisotean nuestro idioma .

  13. yo digo que esta porquerias de palabrfas no sirven pongan al que sirva idiotas

  14. ja yo digo que esta cochinadas de palabaras velen verga,pinga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s